Gobierno de Estados Unidos mantiene franca y abierta hostilidad hacia Cuba, denuncia diplomático
Gobierno de Estados Unidos mantiene franca y abierta hostilidad hacia Cuba, denuncia diplomático

El Gobierno de Estados Unidos mantiene una franca y abierta hostilidad hacia Cuba, sustentada en el recrudecimiento del bloqueo que le impone y en otras acciones, denunció hoy Yuri Gala, director de temas bilaterales de la Dirección General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla (Minrex).

Durante el foro virtual Solidaridad vs. Bloqueo, organizado por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, el diplomático señaló que el cerco económico, comercial y financiero a la nación caribeña es una política fallida que daña al pueblo.

Añadió que esas sanciones son el principal obstáculo para el desarrollo de su país y también para las relaciones entre ambos Estados, sometidas actualmente a tensiones, debido a que la administración de Donald Trump privilegia la confrontación.

Gala explicó cómo Washington dirige sus acciones a asfixiar la economía de la mayor de las Antillas y a promover, de esta manera, el derrocamiento de la Revolución.

Intentan llevar las relaciones al punto de mayor agresividad, de forma que en el futuro sea más difícil establecer vínculos respetuosos y civilizados, para lo cual acuden a pronunciamientos de funcionarios con una retórica irrespetuosa, agresiva y amenazadora, todo con propósitos electorales, consideró.

Precisó que en los últimos dos años se ha visto un recrudecimiento de las medidas coercitivas, que se expresan en el sostenimiento de la política de persecución comercial y financiera, a través del cierre de cuentas bancarias, las negativas a realizar transacciones y las multas.

Se manifiesta igualmente en la continua adición de entidades cubanas a la lista de empresas restringidas para la realización de operaciones comerciales, así como en las acciones no convencionales para obstaculizar el envío de petróleo a Cuba, ya sea mediante las amenazas a países y compañías, como a través de la aplicación de sanciones.

Recordó asimismo la activación del Título III de la Ley Helms-Burton y las limitaciones en el sector de los viajes, incluida la suspensión de los vuelos de aerolíneas estadounidenses a la nación caribeña, excepto a La Habana.

A esto se unen la cancelación de todos los vuelos chárteres desde territorio norteamericano a cualquier terminal aérea de la Mayor de las Antillas y el no arrendamiento a esta de aeronaves.

Dichas disposiciones tienen un impacto negativo sobre las familias a ambos lados del estrecho de la Florida, del mismo modo que los límites a las remesas enviadas desde Estados Unidos.

El diplomático comentó otras medidas hostiles no vinculadas al bloqueo, como la campaña contra la cooperación médica que brinda la isla a otros países, arreciada en el contexto de la Covid-19.

Sobre el tema dijo que la Casa Blanca dedica fondos millonarios a esos propósitos, a los que catalogó como un “ataque inmoral y persistente” contra los esfuerzos de brindar solidaridad a quienes la necesitan.

La inclusión de Cuba en la llamada lista de vigilancia sobre libertad religiosa y en la de países que no cooperan con los esfuerzos antiterroristas de Estados Unidos, fueron señaladas igualmente como parte de la agresividad manifiesta.

El bloqueo no solo viola los derechos del pueblo cubano, aseguró Gala, sino también los de los pueblos del mundo a relacionarse con Cuba sin temor a ser castigados.

Agregó que los propios estadounidenses y la comunidad internacional rechazan esta política, y que cada año ese respaldo se refleja en la aprobación de una resolución para ponerle fin, que por 28 años consecutivos aprueba por amplia mayoría la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Tomado de Cuba en Resumen

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí