Carlos F. De Cossio, director general de Estados Unidos del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores
Carlos F. De Cossio, director general de Estados Unidos del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores

Como una nueva medida de agresión calificó hoy un alto funcionario cubano la anunciada disposición del gobierno de Estados Unidos de restringir aún más los derechos de los estadounidenses, entre ellos, alojarse donde deseen en Cuba e importar ron y tabaco.

Carlos F. De Cossio, director general de Estados Unidos del Ministerio cubano de Relaciones Exteriores, refirió en Twitter que esa medida demuestra el asombro y la decepción del gobierno norteamericano ante la fortaleza de la Revolución cubana.

 «Asombrado y decepcionado por la fortaleza de la Revolución a pesar de su brutal guerra económica, gob de EEUU adopta una nueva medida de agresión, con la que restringe aun más los derechos de estadounidenses, entre ellos, alojarse donde deseen en #Cuba e importar ron y tabaco», tuiteó.

 El diplomático cubano alude al anuncio hecho este miércoles por el presidente Donald Trump de sancionar a los turistas estadounidenses que al visitar Cuba se hospeden en propiedades del Gobierno, y de prohibir la importación de tabaco y licores desde el país caribeño.

 Trump, quien justificó esa nueva medida con su «lucha continua contra la opresión comunista», advirtió que el Departamento del Tesoro hará efectivas las sanciones contra los turistas que vulneren la normativa, en lo que constituye una vuelta de tuerca en su política anticubana.

 Restringir los viajes de norteamericanos al archipiélago cubano ha sido una medida que se ha agudizado durante el mandato de Trump; por ejempo, el 5 de junio de 2019 vetó los viajes educativos pueblo a pueblo de carácter grupal.

 A ello se unió la prohibición de que salieran hacia Cuba embarcaciones recreativas y de pasajeros, incluyendo cruceros y yates, y aeronaves privadas y corporativas.

 En diciembre de 2019 Washington dispuso que las aerolíneas de ese país solo podrán realizar rutas a La Habana, y suspendió los vuelos a destinos fuera de esta capital, entre ellos Villa Clara, Camagüey y Holguín.
 
Para justificar las medidas el secretario de Estado, Mike Pompeo, volvió a usar como argumento supuestas violaciones de derechos humanos en el país caribeño, y la solidaridad de Cuba con el gobierno constitucional de Nicolás Maduro en Venezuela.

Tomado de la ACN

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí