Los nexos entre Cuba y Venezuela se afianzaron mucho más durante el desarrollo de la 20 Reunión de la Comisión Intergubernamental para la revisión del Convenio de Cooperación Integral entre los dos países.

«El viceprimer ministro Ricardo Cabrisas declaró que la cooperación entre Cuba y Venezuela permite mostrar al mundo que todo es posible de alcanzar cuando priman el humanismo y el deseo de lograr el bienestar por encima de las relaciones mercantiles», refleja un tuit de la Cancillería venezolana, que destacó además el impacto de programas como los de salud y educación. En este sentido enfatizaron en que las misiones educativas han logrado el avance sostenido en la calidad y la inclusión en la enseñanza en toda la geografía venezolana.

«El sector de la salud ha sido una prioridad en los proyectos ejecutados, con el mayor impacto en la tarea de salvar vidas humanas, además de la formación de más de 26 000 médicos venezolanos», añadió la Cancillería y mostró imágenes de la reunión celebrada en la Casa Amarilla, Antonio José de Sucre, en Caracas.

Como parte del programa del intercambio se instalaron previamente mesas técnicas (energía y petróleo, finanzas, agricultura, turismo, deporte, salud y educación)  las cuales debatieron un plan de trabajo en las diversas áreas estratégicas y en la agenda bilateral, teniendo como premisa el enfrentamiento a la agresión imperialista, con el recrudecimiento del genocida bloqueo a Cuba y a Venezuela.

El actual intercambio se realiza desde el pasado jueves y ambos países evalúan cubrir los anticipos de sus convenios en el sector de turismo y comercio exterior con la criptomoneda petro, para fortalecer el sistema económico y la producción venezolana.

La Comisión Intergubernamental Cuba-Venezuela ha suscrito un total de 1 400 acuerdos en materia de salud, deporte, cultura, energía, telecomunicaciones, economía y agricultura, desde su creación el 30 de octubre de 2000 por los presidentes Fidel Castro y Hugo Chávez.

Citado por la cadena Telesur, Tarek el Aissami, representante de la parte venezolana, señaló que gracias a la voluntad y fuerza moral de ambas naciones, se sigue trabajando por el bienestar de los pueblos, aun en medio de amenazas bélicas, persecuciones financieras, medidas unilaterales coercitivas y bloqueos económicos por parte del Gobierno de Estados Unidos.

Ricardo Cabrisas elogió el convenio y lo caracterizó como un modelo para el mundo, fraguado en la vocación internacionalista de ambos pueblos y gobiernos. También señaló que a pesar de las presiones, las sanciones y amenazas del enemigo, se han aprobado proyectos y acciones que han favorecido el desarrollo económico y social de los dos países.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí