Foto: Internet

Al leer alguno de los miles de documentos secretos de la CIA, publicados por el Archivo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, se aprecia hasta dónde son capaces de llegar con tal de derrocar a la Revoluciona cubana.

Una de esas Operaciones ultra secretas fue la que algunos nombran, en su 2da etapa, como “Caso Proenza”, iniciada el 3 de abril 1963 contra un Viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, y desclasificada en 1999. Espeluznante fueron las acciones diseñadas para alcanzar el objetivo de “fragmentar la coalición gobernante en la Isla y exasperar sus relaciones con la URSS”.

Siguiendo las instrucciones del conocido Comité 303, durante la administración del presidente John F. Kennedy, la CIA fue autorizada a entregar informaciones falsas a la embajada cubana en México, donde un supuesto agente disgustado informó sobre la “traición” del Vice Ministro cubano, Joaquín Ordoqui Mesa, a partir de su “reclutamiento” por la CIA a inicios de 1962. 

Ordoqui fue el blanco seleccionado por su formación comunista, ser Viceministro del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, dirigente del Partido Socialista Popular y miembro de la Dirección Nacional del Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURC).

Según la CIA, desde antes del triunfo revolucionario era un hombre muy cercano a la URSS y su detención por “traición a la patria”, podría provocar una fricción entre los soviéticos y los líderes revolucionarios cubanos.

Un plan elaborado el 14 de abril 1959 por la Estación CIA en La Habana, revela el interés de Estados Unidos por evitar que los miembros del Partido Socialista Popular, alcanzaran posiciones en de las Fuerzas Armadas, el Gobierno, el Movimiento obrero, los medios de prensa y la cultura. (Foreign Relations of United States, volumen VI, Cuba, 1958-1959).

Durante el verano de 1963 el supuesto agente CIA disgustado, hizo varias entregas de documentos falsos a los cubanos, pero no se observaron reacciones en Cuba.

Por lo tanto, el 1 de noviembre de 1963 inician la 2da etapa con otra entrega de documentos, que revelaban la presencia de otro “agente de la CIA”, pero esta vez dentro de la embajada cubana en México.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí