Internet
Internet

Este viernes salió del puerto de Bayside, Miami, EE. UU, la «flotilla de apoyo a Cuba», solo que no fue lo que anunciaron, sino una formación de apenas cuatro pequeñas embarcaciones, a las cuales, dijeron, se sumarían algunas más.

Ante el penoso espectáculo, la agencia de noticias efe informó que era muchísimo mayor el número de periodistas que se encontraban en el punto de salida, para cubrir la información, que la cantidad de lanchas que zarparon.

El objetivo de estos provocadores era llegar a 15 millas de la Isla, para lanzar fuegos artificiales y prender faroles chinos. Incluso crearon una página web para informar de esta supuesta iniciativa y recoger donaciones para pagar los gastos.

El Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. insistió en que, para entrar en aguas cubanas, se necesita un permiso, y quienes infrinjan esa norma se enfrentan a penas de diez años de prisión, multas de 25 000 dólares al día y el decomiso de la embarcación. Asimismo, el castigo para quienes introduzcan ilegalmente a extranjeros en EE. UU. es de cinco años de cárcel y una multa de hasta 250 000 dólares, indicó la agencia AP.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí