Foto: Atlas GB
Foto: Atlas GB

Que sería de las personas sin esa identidad propia que se apodera de ellos y ellas, y se expande como singularidad única y a la misma vez colectiva.

La historia de los hombres que, impactados por las sinergias contextuales del pasado lejano, se ven materializados en el presente y proyectadas hacia el futuro.

Existen los que sueñan, los que viven con pasión, los que son devorados por el fuego de las causas justas, estos hombres son eternos, no mueren, perduran en la cultura de la humanidad y los pueblos para siempre.

Hay veces, por muy alocado que parezca, se puede hablar con ellos, se pueden formular las preguntas y se pueden saber las respuestas.

Se puede saber que pensaron por cómo vivieron, por sus acciones, por sus escritos, por lo que construyeron o ayudaron a construir, se puede saber que movía su ser cognoscente y espiritual.

De esa forma, basándonos en hechos, es posible entrevistar a un hombre que magnifica y sutilmente se ha materializado en la historia de una nación y continente, a la vez que trasciende como universal para aquellos que luchan por un mundo mejor, con todos y para el bien de todos.

Ese hombre al que tanto mérito se le atribuye es José Julián Pérez Martí, o José Martí, como es comúnmente conocido.

Quede claro, que esta entrevista presentada a continuación, es una entrevista al ideario del apóstol, y aunque se desarrolle de manera singular como si se hablara con él, no pretende insultar su imagen o persona.

Entrevista al Apóstol

  1. ¿Cuándo empezó usted Apóstol a interesarse por las injusticias sociales?
  2. Fue de niño, a la edad de 7 años, cuando pude ver y entender el maltrato y la discriminación que eran sometidos los esclavos traídos de África a Cuba.
  3. Recuerdo que a esa edad visité la ascienda «Hanábana» y vi a esclavo ahorcado en el monte, fue el más horrendo crimen que cualquier persona pudiera presenciar.
  4. Este hecho de profundo odio entre seres humanos, la crueldad y el maltrato con que estos hombres y mujeres traídos de África eran tratados, marcó un antes y un después en mi visión del Mundo de aquel entonces y de Cuba particularmente.
  5. Años después, tras presenciar tal brutal crimen, nace el poema XXX en mis apuntes de versos sencillos que, de manera poética, pero fiel al hecho, habla del dolor de un niño ante la muerte sin piedad de un ser humano.

3. ¿Cuál fue el hecho que más lo marcó en su adolescencia?

  • Sin duda alguna fue el presidio político, mi estancia en las canteras de San Lázaro.
  • Verdaderamente, hasta ese día no era totalmente consciente de la crueldad de la metrópoli española, no solo por mis propias vivencias dentro de ese infierno, el cual dejó una huella profunda de dolor y vacío en mí ser y alma, sino por las crueldades más horrendas que tuve que presenciar y sentir de otros presos que no merecían el trato inhumano con el cual eran tratados.
  • Ejemplo de estas personas son:
  • Nicolas Castillo, un anciano el cual fue vejado por funcionarios de la prisión, sometido con intensa crueldad a torturas físicas y psicológicas.
  • Lino Figueredo, Un niño de doce años, a quien vi poco a poco consumirse en la flor de la vida, sometido a los mismos crueles tratos que a los demás presidiarios.
  • Entre muchos otros nombres, como Juan de Dios Socarrás, Ramón Rodríguez y el Negrito Tomás.
  • Por otra parte, nunca vi a mi familia más triste, sus vidas a partir de ese día también se volvieron un infierno, esto obviamente me causaba un inmenso dolor el cual se añadía a muchos otros que cargaba en mi cuerpo y alma día a día en ese oscuro lugar.

4. ¿Por qué escribir el Presidio Político en Cuba (1871) una vez deportado a España? ¿Por qué no continuar con su vida?

  • Bien, no solo por un deber moral y personal, sino para que el crimen se conociese, para que los nombres no fueran a parar al mero olvido o a lo efímero.
  • Se tenía que conocer el verdadero infierno que era la cárcel colonial en Cuba.
  • El presidio es solamente comparable con el «dolor infinito, porque el dolor del presidio es el más devastador de los dolores, el que mata la inteligencia y seca el alma, y deja en ella huellas que no se borrarán jamás»  
  • Sinceramente, (…)»Dante no estuvo en el presidio. Si hubiera sentido desplomarse sobre cerebro las bóvedas oscuras de aquel tormento de vida, hubiera desistido de pintar su infierno. Los hubiera copiado, y lo hubiera pintado mejor»

5. ¿Se gradúa usted de Filosofía y Letras, y Derecho en España?

  • Si, empiezo mis estudios en la universidad de Zaragoza en 1873 y los termino en 1874.
  • La Verdad es que, aunque me gradúo en Filosofía y Letras y Derecho Civil y Canónico, no puedo recibir el título pues no contaba con el dinero suficiente para que el titulo fuera expedido.

6.Apostol se conoce que por el tiempo de su estadía en España usted asume, de manera crítica, las ideas de filósofo Friedrich Krausse, ideas introducidas en la península ibérica por Julián Sanz del Río a raíz de la revolución burguesa española

  • Sí, es cierto.

7. ¿Es este su primer acercamiento a la filosofía?

  • No, para ese entonces ya estaban influenciado por las ideas de grandes hombres como José Agustín Caballero, Feliz Varela, José de la Luz y Caballero, José María Heredia, y José María de Mendive, mi profesor, el cual es el principal responsable de mi acercamiento inicial a la epistemología con una gran influencia de la propia herencia cultural cubana y universal.
  • Fue gracias a Mendive, y sus enseñanzas, que pude brotar como hombre y compartir con mi pueblo lo que se fraguaba en lo más profundo de mi ser.
  • Es así, como nacen mis primeros escritos, el soneto «10 de octubre» en el periódico «El Siboney», el poema dramatizado «Abdala» en «La Patria Libre», la edición de «El Diablo Cojuelo» en ese periódico también en (1869).

8.Tomando el contexto de España, usted escribe también La República Española contra la Revolución Cubana. ¿No es así?

  • Si, la escribo en 1873, en el contexto del triunfo de la Republica Española.

9. Apóstol, ¿qué significados tienen estos escritos para usted? ¿Son vivencias?, ¿criterios personales?, ¿hay algún subtexto detrás de estos?

  • Bueno, esa pregunta se puede contestar con tres palabras Patria, Lucha, e Independencia.
  • Apóstol es de mi conocimiento que usted posterior a España viaja por diferentes países europeos como Francia, Gran Bretaña, después Estados Unidos y posteriormente va a México, esto ocurre en 1874-1875.

12. Personalmente me interesa México ¿Qué hace el Apóstol en México?

  • Bueno, el 8 de febrero de 1875, llego a México al estado de Veracruz donde me reúno con mi familia.
  • En México establezco relaciones con Manuel Mercado, quien posteriormente se convertiría en un gran amigo y a Carmen Zayas-Bazán, la cual se convertiría en mi esposa y daría Luz a mi único hijo, José Francisco Martí.

13. ¿Qué nuevas experiencias se lleva usted de su visita por Latinoamérica?

  • La verdad, Latinoamérica me abrió el camino a conocer y entender la lucha de los pueblos, de los obreros, y beber de las ideas de los próceres de la independencia latinoamericana.
  • Por otro lado, me permitió conocer las realidades profundas y ancestrales de la América Indígena.
  • También, es en Latinoamérica donde desarrollo mis habilidades y pasión por el periodismo y la docencia en los campos de la literatura e historia de la filosofía.

14. ¿Hacia dónde se dirige el Apóstol después de su estadía en Latinoamérica?

  • Después de mi estadio en Latinoamérica y en medio del Pacto del Zanjón, arribo a Cuba procedente de Honduras el 31 de agosto de 1875.

15. ¿Qué labores atañen al Apóstol en su segundo viaje a su tierra?

  • En mi segunda visita a Cuba, breve de hecho, de (1878-1879) me dediqué fundamentalmente a participar en reuniones y encuentrossobre todo en elliceo de Guanabacoa, pronunciando diferentes discursos patrióticos, filosóficos, y literarios.
  • Obviamente en agosto de 1879, al iniciarse la Guerra Chiquita, producto a mi accionar revolucionario soy detenido, acusado de conspiración y nuevamente deportado a España.

16. ¿Se queda el Apóstol tranquilo en suelo español una vez que lo vuelven a deportar?

  • Absolutamente, no. En diciembre de ese mismo año (1879) parto hacia los Estados Unidos.

17. ¿Qué ocurre allí en esa tierra de anglosajones? ¿En qué nuevas tares se ve envuelto en suelo norteamericano?

  • Bien, lo más importante es que me doy cuenta que EEUU estaba arribando a la fase imperialista y me percato del gran peligro de su evidente pretensión expansionista, lo que constituía una nueva amenaza para Cuba y Latinoamérica. 
  • De ahí, a que, en 1881, me establezca en Nueva York, donde con ayuda de los clubes revolucionarios de emigrados cubanos, empiezo a planificar y organizar la lucha por la independencia de Cuba y Puerto Rico.
  • Para ello, en 1892, en Cayo Hueso, Florida, se funda el Partido Revolucionario Cubano (PRC).

19. ¿Es usted ajeno a las ideas socialistas?

  • No, por supuesto que no, tuve contacto con ellas en los países que visité. Aunque mi primer contacto con ellas fue en España.
  • En aquel entonces se producía una profunda lucha ideológica entre el marxismo y el anarquismo, así como la lucha contra el bakuninismo encabezaba por Pablo Lafargue.
  • Luego en México, país donde surgieron las primeras organizaciones socialistas de América Latina cooperé con el semanario «El Socialista» donde defiendo la causa de los obreros.
  • También, en EEUU a través de obreros alemanes emigrados llegan algunas ideas marxistas a mi persona.
  • Además, en 1891, conozco en Cuba a Carlos Baliño quien abrazara las ideas marxistas y fundara junto conmigo el PRC.
  • Sinceramente, no fui socialista, pues mi entendimiento del socialismo estaba muy ligado al socialismo y anarquismo en el contexto estadounidense de la época, un modelo de sociedad muy ajeno a la realidad cubana de entonces.
  • No significa que no apoyase la causa de los obreros y trabajadores, e incluso que no apoyara la causa socialista de la época. Aunque algunas ideas las asumí de manera crítica.
  • Palabras de elogio no faltaron para el fundador del Marxismo y las causas de los pobres, los explotados y sometidos.
  • Palabras de rechazo tampoco faltaron contra la ideología de los monopolios, el capitalismo y el imperialismo.

Final de la entrevista

  • Apóstol, gracias por su eterna virtud.
  • ¡Es usted un hombre excepcional!
  • A los 168 años de su natalicio el pueblo cubano, su pueblo, se siente profundamente agradecido por su legado y profundamente orgulloso de usted, viva en nuestros corazones para siempre, sea usted esa armonía universal en todos nosotros.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí