Como el colmo de lo real horroroso miamense podría considerarse la marcha, encabezada por connotados terroristas, que tuvo lugar este sábado en Miami para apoyar lo que han denominado “un despertar de la conciencia cívica en Cuba” tras la canción Patria y Vida.

De acuerdo con el periódico oficial de la mafia anticubana de Miami, El Nuevo Herald, la caravana de autos que desfiló por las calles de esa ciudad contó con la presencia de Ramón Saúl Sánchez Rizo, presidente del Movimiento Democracia y uno de los organizadores del evento, quien dirigió una oración en apoyo a la subversión en Cuba.  

Leer Más: EN VIDEO. Patria y Vida: El verdadero trasfondo de una campaña anticubana

Además de Ramón Saúl Sánchez el desfile, según la misma fuente, contó también con la presencia del connotado terrorista anticubano, Orlando Gutiérrez-Boronat.  Aunque ahora posan de «pacifistas», ambos cuentan con amplio historial de acciones terroristas contra Cuba.

Para no hacer muy extensa esta nota baste decir que en los inicios de su carrera como «luchador» por la causa de Cuba, Ramón Raúl Sánchez formó parte de organizaciones terroristas como el Frente de Liberación Nacional Cubano (FLCN) y Alpha 66, organización dirigida por Andrés Nazario Sargén, a la que se responsabiliza de más de 20 ataques de terror contra embarcaciones y misiones diplomáticas cubanas.

Fue segundo de la Coordinadora de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU, la misma organización a la que pertenecía Posada Carriles y un informe del Buró Federal lo identificó como uno de los autores de la voladura en pleno vuelo de una avioneta con cuatro turistas norteamericanos que viajaban hacia Cuba en 1978.

Por su parte, el portavoz del llamado Directorio Democrático Cubano, Orlando Gutiérrez Boronat, fue miembro de la organización Abdala cuando estaba fusionada al violento Frente de Liberación Nacional Cubano, que fue calificado por la CIA en su estudio «Diagnóstico y Pronóstico del Terrorismo Internacional y Transnacional» de 1976, como la organización terrorista de cubanos más activa en Estados Unidos entre 1968 y 1975.

Entre sus acciones «a favor de la vida» cuenta su participación en el ataque a un avión de la línea aérea comercial Cubana de Aviación, estacionado en el aeropuerto internacional de Miami, contra el que lanzaron una rastra cargada de combustible. El hecho causó daños y averías por miles de dólares y el terror de los viajeros que habían abordado la nave. La OPLC se adjudicó la acción y pagó la fianza del terrorista, que fue liberado.

Orlando Gutiérrez Boronat es además el funesto personaje que los cubanos tuvieron la oportunidad de ver en las pantallas de sus televisores luego de que, el pasado 4 de diciembre, expresara su apoyo a una invasión armada de Cuba para derrocar al gobierno socialista si los soldados cubanos usaban fuerza letal contra los cubanos que se oponían al gobierno. Él dijo:

«Si hay una represión mortal, el uso de la fuerza militar para reprimir al pueblo de Cuba, es legítimo y pedimos una intervención internacional liderada por Estados Unidos para derrocar ese régimen y acabar con él».

No es de extrañar que tales terroristas apoyen en su «lucha» al llamado Movimiento San Isidro si se tiene en cuenta el «amor» que unos y otros comparten por la «Patria» y la «Vida».

Una prueba de ello es la conexión de las amenazas lanzadas por Boronat y la de uno de los intérpretes de la «vital» canción, el presunto rapero Maykel Osorbo, quien también ha pedido, públicamente y a voz en cuello, la invasión de Estados Unidos a Cuba.

Tomado de CubaSi

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí