Foto: Internet

Los yanquis vuelven a utilizar a la artista cubana Tania Brugueras, para boicotear la XIV Bienal de La Habana, prevista para el 12 de noviembre 2021, algo que intenta hacer desde el año 2014 sin resultados.

Al no obtener éxitos en su accionar contrarrevolucionario durante su prolongada estancia en La Habana, que perseguía atraer a varios artistas en su inventado “Instituto de Artivismo Hannah Arendt” (INSTAR), creado en abril del 2016 para darle herramientas subversivas, mediante clases basadas en la “Lucha No Violenta” ideadas por el agente CIA, Gene Sharp, especialistas yanquis tomaron la decisión de retornarla a Estados Unidos y desde allí captar artistas y envenenarlos con mentiras, para que no asistan a la Bienal, evento que bianualmente reúne en la capital cubana a un centenar de destacadas personalidades del arte mundial.

Para alcanzar sus propósitos, le han preparado una plataforma tecnológica y mediática que le posibilite influir en el sector artístico, con el apoyo de cubanos emigrados y otros extranjeros con los que ella mantiene relaciones personales, pero volverá a fracasar pues Cuba tiene una larga experiencia en esos eventos, donde se muestran libremente diferentes tendencias, estilos y concepciones del arte actual, escenario difícil de encontrar en otra plaza cultural como La Habana.

Bajo esa plataforma fabricaron la etiqueta #NoaLaBienaldeLaHabana, invento fomentado por los ideólogos yanquis en subversión, partiendo de la falsa represión del pasado 11 de julio, situación que desmienten las imágenes colocadas en Internet, donde se demuestra que no son ni brutales, ni represivas como las que a diario se observan en Chile, Honduras, Colombia, Ecuador o las de la propia policía yanqui contra los negros, países en los que la sangre de los manifestantes es protagonista principal, e incluso la pérdida de los ojos y hasta la vida.

Para más desprestigio, la línea trazada a Tania es idéntica a la del YouTuber Alexander Otaola, elemento rechazado por su falta de ética.

Uno de los elementos manejados en sus mentiras fue el arresto de varios “artistas”, entre ellos Luis Manuel Otero Alcántara, seudo artista visual y cabecilla del show mediático del barrio de San Isidro, carente de preparación académica y obra reconocida, unido a los cantantes de rap Maykel “Osorbo” Castillo Pérez y Randy Arteaga, quienes demostraron su actitud delictiva en videos divulgados por Internet.

El único artista importante y con amplia obra que ha logrado convencer, es el pintor Tomás Sánchez, viejo amigo de ella que ya se manifestó a favor del boicot, con el que sueña sumar a otros plásticos.

Después que Barack Obama anunció el 17 diciembre 2014 el restablecimiento de relaciones diplomáticas con Cuba, Tania fue enviada a La Habana con la finalidad de provocar su detención pública y demostrarle al presidente yanqui que en Cuba había una “dictadura”.

Para eso fue orientada a buscar apoyo con la bloguera Yoani Sánchez Cordero, reclutada en España por el terrorista agente CIA, Carlos Alberto Montaner, quien le daría divulgación en las redes sociales a su pretendida provocación en la Plaza de la Revolución, el 30 de diciembre de 2014.

La acción consistía en abrir un micrófono para hablar contra el gobierno durante un minuto, acción que denominó “El susurro de Tatlin #6”, con la ilusión de desencadenar revueltas populares en La Habana.

Esto lo repitió en el 2009 durante la Bienal de La Habana, con el apoyo de Yoani Sánchez, a quien vistió con uniforme verde olivo y una paloma en el hombre, simulando a Fidel Castro en su discurso memorable de 1959. Durante un minuto, Yoani se manifestó contra la Revolución sin ser molestada.

Continuando las provocaciones indicadas por los yanquis, el 8 de enero 2015 Tania envió una carta al viceministro de Cultura de Cuba, donde reniega de la Distinción por la Cultura Nacional, conferida a ella por el Ministerio de Cultura el 27 de noviembre del 2002, sin obtener la reacción deseada.

En agosto del 2015, en un intento desesperado de la derecha yanqui por entorpecer las relaciones establecidas con Estados Unidos, Tania contactó con las llamadas “Damas” de Blanco, a quien entregó caretas con la imagen de Barack Obama, las que se colocaron al terminar la misa en la iglesia de Santa Teresita de Casia, a donde concurrían en esa época para sus actos provocativos.

Con esa acción pensaban desafiar a las autoridades cubanas e iniciar una campaña difamatoria financiada por los miembros de la mafia terrorista anticubana de Miami, opuesta a legitimar al gobierno de Fidel Castro.

Tania Brugueras es una provocadora consuetudinaria y por eso es empleada por los yanquis, como sucedió el 27 de noviembre 2019 frente al Ministerio de Cultura, cuando ideó la convocatoria de varios artistas para reclamar la liberación del contrarrevolucionario Luis Manuel Otero Alcántara, arrastrando a varias figuras, algunas confundidas por las tergiversaciones divulgadas por las redes sociales. Entre sus seguidores estaba Yúnior García, a quien los yanquis le encargaron sustituirla en sus actividades contrarrevolucionarias.

Aquel conato de “movimiento opositor”, fue rápidamente desenmascarado y del que solo sobrevive Yúnior, denunciado por sus contactos con elementos terroristas radicados en Miami, quienes apoyan su próxima provocación para el 15 de noviembre 2021.

Tania y sus jefes no han conquistado ni una sola victoria, a pesar del dinero malgastado para sus acciones contra la Revolución.

Sin dudas, la próxima Bienal de La Habana obtendrá el mismo triunfo que sus ediciones anteriores, porque la libertad de expresión artística que ofrece es inigualable, pues como señaló José Martí:

“El arte es una forma de la armonía”.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí