Foto: Internet

Movimientos sociales y organizaciones políticas de Brasil se mantienen atentos ante los resultados de un nuevo juicio en el TSF en segunda instancia para determinar la legalidad del encarcelamiento de Lula da Silva, lo cual pudiera beneficiarlo con su libertad.

Recordemos que Lula da Silva recibió prisión por un supuesto caso de corrupción, algo que contradice el artículo 57 de la Constitución brasileña, que estipula:

«Que una persona bajo investigación judicial que no represente daño o riesgo alguno para la sociedad, puede gozar de libertad provisional domiciliaria mientras se comprueban los delitos por lo que ha sido inculpada»

Lula se mantiene tras las rejas injustamente desde abril de 2018, cumpliendo una sentencia de ocho años y diez meses de prisión por un aparente lavado de dinero y de corrupción pasiva.

En 2016, la Corte autorizó la ejecución de la pena antes de que se agotaran todas las apelaciones, impidiendo así que Lula se presentara representando al Partido de los Trabajadores en las elecciones presidenciales de su país, en las cuales lo daban como favorito frente al ultraderechista Jair Bolsonaro.

Según la televisora Telesur, no se descarta que alguno de los jueces pida aplazamiento sin fecha del juicio, como ha ocurrido en otras ocasiones, o que decidan, por ejemplo, que esa medida pudiera beneficiar a quien ha sido condenado. 

Con información del Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí