Internet
Internet

La senadora puertorriqueña María de Lourdes Santiago ratificó su repudio a la arrogancia de Estados Unidos ante el “bloqueo económico inhumano” que intensifica hoy contra Cuba.

La reafirmación de condena de la parlamentaria a la política de Washington contra la nación caribeña surgió en respuesta a ataques provenientes de dirigentes del anexionista Partido Nuevo Progresista (PNP), sumados a la campaña financiada por la nación norteña.

“Hay un hecho incontrovertible, y como tal, ampliamente difundido, de que los Estados Unidos, ha fomentado y financiado una agenda intervencionista ajena a los principios de soberanía nacional”, dijo con vehemencia en un turno en el hemiciclo del Senado ante la manipulación de la derecha boricua.

Recordó que desde inicios del siglo XX, a través de mecanismos como la infame Enmienda Platt, Estados Unidos amparado en su convicción profundamente racista de que los pueblos caribeños no podemos ejercer gobierno propio, ha cultivado esa vocación de dominio sobre nuestras dos naciones.

Santiago, vicepresidenta del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), figuró en una declaración dirigida a la comunidad internacional, donde se condena el bloqueo económico a Cuba.

Se menciona además, el hecho, incontrovertible, y como tal, ampliamente difundido, de que Estados Unidos ha fomentado y financiado una agenda intervencionista ajena a los principios de soberanía nacional.

El documento, en que figuran el intelectual Ignacio Ramonet, el Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel y el teólogo Leonardo Boff, subraya la arrogante negativa de Washington a la reiterada petición de las Naciones Unidas de poner fin de al bloqueo, lo que ha generado 29 resoluciones desde el año 1992.

Desde el pasado domingo, la senadora independentista se convirtió en blanco de ataques a través de comentaristas radiales y de políticos anexionistas por su postura a favor de Cuba en su lucha por preservar su soberanía.

La senadora del PIP destacó cómo convenientemente sus detractores obvian toda referencia al fundamental tema del bloqueo, que ha llegado al extremo de obstaculizar la adquisición de jeringuillas para la administración de la vacuna contra la Covid, vacuna generada en Cuba, fuera de esquemas de enriquecimiento corporativo.

Tras ser señalada como “inconsistente”, Santiago aclaró que “consistentemente, me he opuesto a las políticas intervencionistas de Estados Unidos, siendo Puerto Rico, con 123 años de coloniaje a cuestas, el ejemplo más claro de los extremos a los que dicha política puede llegar”.

Consistentemente, agregó, me he opuesto al bloqueo instrumentado por la ley Helms-Burton y disposiciones derivadas de ella con la misma firmeza con la que se oponen 184 países que votaron en la ONU a favor de Resolución a esos efectos hace apenas unos meses, dejando a Israel y Estados Unidos en clara minoría.

La senadora del PIP planteó que cree, firmemente, que es obligación de todo el que se precie de fraternidad y afecto al pueblo cubano, expresarse de forma clara y contundente, igual que el resto de las naciones, contra el bloqueo.

Estableció que el único resultado del bloqueo en seis décadas ha sido carencias y privaciones para el pueblo cubano.

Santiago observó que en el contexto de la situación material de Puerto Rico, que promete agravarse en los tiempos por venir, debemos vernos en el espejo de Cuba, y comprender los extremos de inhumanidad a los que es capaz de llegar Estados Unidos para imponer su control político y sus intereses económicos.

Tomado de CubaSí

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí