Foto: Internet

El doctor Anthony Stephen Fauci, responsable del INAEI de EU, anunció que millones de personas pueden infectarse con el coronavirus en su país, mientras que el número de muertes podría llegar a 200 000.

Los expertos en salud pública predicen que es probable que decenas de miles, y posiblemente millones de personas en EU, deban ser hospitalizadas por la covid-19 a corto plazo.

El pasado 18 de marzo el Congreso estadounidense aprobó la Families First Coronavirus Response Act, que cubre los costos de las pruebas, pero no incluye el valor del tratamiento.

Esta exclusión provoca que las personas que necesiten ser hospitalizadas o requieran atención en la unidad de cuidados intensivos, tendrán que pagar grandes facturas, independientemente de qué seguro posean.

La atención médica en EE. UU. depende del tipo de seguro que tenga el paciente, cuáles son los beneficios de su plan y cuánto de su deducible ya ha pagado.

Un estudio de la Kaiser Family Foundation estima que el costo promedio del tratamiento para pacientes con seguro de empleador sería de aproximadamente 9 763 dólares Si requiere cuidados especializados puede recibir facturas por 20 292 dólares.

Más de 27 millones de personas en Estados Unidos carecen de seguro médico. California, por ejemplo, estado ya golpeado por la covid-19, cuenta con tres millones de estas personas.

Hay decenas de millones más que clasifican bajo la categoría de «saldo insuficiente», pues tienen un seguro básico que a menudo solo cubre una fracción del costo de cualquier revisión o tratamiento.

Además, hay 11 millones de «indocumentados», y sin ciudadanía estadounidense no hay atención médica en ese país. ¿Quién garantiza, que ante los síntomas de la covid-19, los enfermos acudan al médico?

Es muy posible que millones no busquen ayuda médica porque no tienen seguro o no tienen documentos; otros, porque a los empleadores no se les exige ofrecer licencia pagada por enfermedad.

El famoso American Dream (sueño americano), muestra su verdadera estampa ante la pandemia. Despojado de frases huecas y lentejuelas, se convierte en la American Nightmare (pesadilla americana) de millones de pobres en ese país.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí