Foto: Internet

«A nombre del Primer Secretario de Partido, General de Ejército Raúl Castro Ruz; del presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez; y de todo el gobierno que dirijo, quisiera trasladar al pueblo de Cuba la merecida felicitación por todas las batallas que hemos librado durante este año».

Así expresó el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz durante un recorrido realizado este martes por instituciones hospitalarias en la capital, al tiempo que prometió que «el año que viene iremos por más y vamos a seguir acumulando conquistas a pesar de que el Gobierno de Estados Unidos continúa recrudeciendo el bloqueo».

En esta jornada Marrero Cruz apreció el trabajo que ha realizado el Ministerio de Salud Pública durante todos estos años en la reparación y rehabilitación de diferentes instituciones hospitalarias en la Habana.

Señaló que este ha sido un proceso muy importante, pues no sólo se trata de recuperar físicamente un edificio, sino también va más allá con la recuperación de equipamientos, la introducción de nuevas tecnologías y, sobretodo, elevar la autoestima de los profesionales, quienes siempre han mantenido la sensibilidad en la atención al pueblo y merecen por ello un gran reconocimiento.

EN LA LUZ DE LA VIDA

Por el Hospital Ginecobstétrico Ramón González Coro inició el recorrido del Primer Ministro, ocasión en la que estuvo acompañado por el titular del sector José Ángel Portal Miranda, además de Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en La Habana, y Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular.

El doctor Rodolfo Enríquez Rodríguez, director de la institución, refirió que se llegó al nacimiento 3207, 186 más que igual periodo respecto al año anterior, alcanzándose una tasa de mortalidad infantil de 3.17 por mil nacidos vivos, de los que 216 han nacido bajo peso con una sobreviva de 97.3%.

En la actividad quirúrgica, destacó el doctor Enríquez Rodríguez, se cumplen los propósitos planteados, en especial con las cirugías mínimamente invasivas, con 847 pacientes operadas por esta modalidad.

El momento también fue oportuno para reconocer el quehacer diario de especialistas y personal trabajador del Hospital González Coro, reconocimiento dado de la mano del Primer Ministro, quien expresó sus felicitaciones.

Marrero Cruz destacó este centro, referencia nacional, que no está exento del bloqueo económico, sin embargo, marca la diferencia la profesionalidad y el trabajo diario de su colectivo.

El Primer Ministro exhortó a empezar el 2020 con la misma fuerza, demostrando con el trabajo alcanzado, que al imperialismo se le ha dado una nueva derrota.

UN BASTIÓN DE LA SALUD PÚBLICA CUBANA

En el Hospital General docenteCalixto García, el director de esa institución doctor Edilberto González Ortiz, dio a conocer que los trabajadores alcanzaron los indicadores establecidos para la asistencia, docencia e investigación, con la calidad requerida, al tiempo que se a cometieron múltiples labores constructivas previstas en su inversión y para su sostenibilidad.

Culmina el año en este hospital con 200 mil 919 pacientes atendidos en el Centro de urgencia y emergencia y un total de 15 mil 700 ingresos. Fueron realizadas 21 mil 037 intervenciones quirúrgicas, el 25.1 % de ellas por mínimo acceso y el 19.6 % con el empleo de analgesia quirúrgica acupuntural, agregó.

Al cierre de 2019, a pesar de las limitaciones financieras y de recursos existentes por el recrudecimiento del bloqueo, se concluyeron gran parte de las inversiones y mantenimiento constructivo contemplado en el Plan de Revitalización Hospitalaria.

La directora del Centro Iberoamericano de la Tercera Edad (Cited), Liliam Rodríguez, precisó que esta institución recibió en este 2019 675 pacientes, cifra superior al año anterior, se realizaron 7 579 consultas médicas, así como 401 intervenciones quirúrgicas, que superan el plan concebido.

Además, se implementó con éxito la cirugía de mínimo acceso; se inició la consulta de nutrición clínica y sarcopenia, como parte de los servicios ambulatorios del centro; en tanto se inauguró, el pasado 21 de noviembre, el Centro de Alzheimer y otros trastornos cognitivos.

Este centro, único de su tipo en el país, tiene el propósito de realizar un diagnóstico temprano de la demencia Alzheimer, captar a los cuidadores, familiares y profesionales vinculados a la atención de las personas mayores, que aquejan este problema de salud, desarrollar investigaciones, que tributen al perfeccionamiento de la atención y manejo de estos pacientes, y trabajar de conjunto con instituciones del Grupo Empresarial BioCubaFarma.

De igual forma, agregó la directiva, el primero de octubre se inauguró la primera unidad para la evaluación del desempeño físico de las personas mayores en Cuba y una de las pocas existentes en América Latina y el Caribe.

«La misma permite evaluar la capacidad funcional, a partir de variables como velocidad de la marcha y fuerza muscular, entre otros. Asimismo, fortalecerá el diagnóstico y rehabilitación de las personas mayores con disminución de su capacidad funcional y potenciará el desarrollo de la investigación en áreas claves del envejecimiento y en la formación de recursos humanos competentes».

En este local, el Primer Ministro hizo referencia a la importancia de la creación de estas instituciones, que responden a un tema vital en la sociedad cubana actual, que es el envejecimiento poblacional, y convocó a continuar con la sensibilidad en el trabajo hacia las personas de la tercera edad

Por su parte, el Ministro de salud refirió que la construcción y puesta en marcha de estos centros obedece a la política aprobada por el país para enfrentar el envejecimiento de la población con un refuerzo desde las capacidades y la formación de personal especializado, además de ir incorporando al resto de las especialidades elementos de geriatría para poder abordar de manera integral esta problemática poblacional.

La directora del Instituto de Gastroenterología, doctora Caridad Ruenes Domech, expresó que, desde su constitución, el centro ha aportado al sistema de salud cubano un gran número de resultados, que impactan positivamente en los índices de salud de la población cubana.

«Todas estas potencialidades en estructura y tecnología hacen de nuestros servicios de escenarios docentes para la formación y superación de recursos humanos, que se revierten en mejor calidad en la prestación de los servicios asistenciales», agregó.

El Ministro de Salud Pública explicó que es cierto que aún existen insatisfacciones de la población con los servicios que se brindan en los hospitales, en la estabilidad del funcionamiento del Programa del médico y la enfermera de la familia, en la higiene de las instituciones, la disponibilidad de los medicamentos y en el funcionamiento de la red de farmacias, entre otros.

«Es por eso que se imponen nuevos desafíos para el 2020, entre los que se destacan mantener la calidad en la formación de recursos humanos, usar cada vez más la ciencia como herramienta de dirección, continuar el desarrollo de especialidades médicas, así como incrementar sostenidamente la calidad, seguridad y satisfacción de los servicios de salud, para lo cual es imprescindible que no falte la sensibilidad y compromiso de nuestros trabajadores», destacó Portal Miranda.

El Primer Ministro expresó que todos estos logros son muestra de que en la salud -uno de los sectores que más impacta el bloqueo económico- se puede hacer mucho con poco y en condiciones excepcionales.

Somos testigos de cómo ha ido renaciendo y recuperandose estas instituciones, respetando el patrimonio y la arquitectura de las edificaciones y, además, introduciendo modernas tecnologías, precisó.

«Lo más importante es la profesionalidad y sensibilidad de todos los trabajadores, aspectos que marcan la diferencia. Queremos que el 2020 sea el año, en el que eliminemos las trabas y burocracias», refirió Marrero Cruz.

El doctor Rodolfo Enriquez Rodriguez, director de la institución, refirió que se llegó al nacimiento 3207. Esa cifra significa 186 nacimientos más que igual periodo del año anterior, alcanzándose con ello una tasa de mortalidad infantil de 3.17 por cada mil nacidos vivos de los que 216 han nacido bajo peso con una sobrevida de 97.5%.

Agregó que se logra el 100% de sobrevida de neonatos con membrana hialina, síndrome de aspiración meconial, sepsis de inicio precoz y tardío, y en los nacidos de entre entre 1000 y 1249 gramos. De igual forma, se logra en los nacidos con malformaciones e hipertensión pulmonar persistente neonatal una sobrevida del 94.5 y 90% de sobrevivencia respectivamente.

En la actividad quirúrgica, destacó el doctor Enriquez Rodríguez, se cumplen los propósitos planteados, en especial con las cirugías mínimamente invasivas con 847 pacientes operados por esta modalidad. El momento también fue oportuno para reconocer el quehacer diario de especialistas y personal trabajador del Hospital González Coro, reconocimiento dado de la mano del Primer Ministro, quien expresó sus felicitaciones.

Marrero Cruz reconoció este centro, referencia nacional, que no está exento del bloqueo, sin embargo marca diferencia la profesionalidad y el trabajo diario, a la vez que destacó el empeño del director, capaz de unir a todos creando un fuerte quipo aprovechando las potencialidades y ponerlo en beneficio de la población.

El Primer Ministro felicitó a todo el personal en nombre del General de Ejército, del Presidente de la República y el gobierno y exhortó a empezar el 2020 con la misma fuerza, demostrando que al imperialismo se ha dado una nueva derrota con el trabajo alcanzado.

Tomado del Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí