Internet
Internet

Cada vez que oigo hablar de libertad a un cubano proimperialista me recuerda a los que vendían su alma al imperio romano y vivían toda una vida de servidumbre con la cabeza baja y sometido a la voluntad del emperador. Algunos, olvidaban que alguna vez pertenecieron a una nación libre e independiente, olvidaron su cultura, su lengua, su gente. Otros, incluso vendían a los suyos por algunas monedas de oro, o por la promesa de una mejor vida en lo que estaría por llegar, la mayoría de estos terminaban siendo carne de leones en el coliseo, o esclavos. ¡Qué fatídico final!

Por otro lado, hubo quienes se enfrentaron al imperio y no se dejaron conquistar, aunque después de haber luchado tanto contra un enemigo poderoso, quedaron atrapados e influenciados por su cultura, este es el caso de la conocida Britania, hoy Reino Unido.

Pido disculpas a los lectores, pues he dado un levísimo bosquejo histórico a un fenómeno que es tan antiguo como la humanidad. Siempre hay una nación grande tratando de someter a otras más pequeñas, siempre hay personas que se venden por dinero, venden a los suyos, venden sus principios, siempre hay una mentira o un falso mensaje que sirve para legalizar o naturalizar un acto de terror, en una etapa fue la religión, la fe ciega del hombre, y el hombre que poseía la verdad absoluta, una verdad que solo respondía a Dios.

Que conveniente que los grandes monarcas y la corte de nobles fueran elegidos por lo divino, sus actos eran cosa del cielo, en cambio los plebeyos desprovistos de todo labraban la tierra y veían a sus hijos morirse de hambre y enfermedades.

Claro está la «verdad» era incuestionable, «Dios» quería gente rica y pobre, el rico debe de explotar al pobre y el pobre dejarse explotar. Bueno, si lo dice «Dios» ha de asumirse como buen cristiano, si alguien lo cuestiona o quiere otro modelo de verdad es un hereje, lo quemamos, le cortamos la cabeza, lo torturamos, lo mandamos a las mazmorras. Tiene que ser esta verdad y no otra, a mi modo de ver, aquí nace la democracia de occidente.

Qué triste que después de tanto tiempo todo siga igual, como digo siempre en buen cubano, el cuartico está igualito. Hoy «Dios», o sea la «verdad» la dictan los grandes medios de comunicación y las redes sociales.

Y aunque siguen matando y torturando a personas por ahí, en bases ilegales, así como también andan de cruzadas en distintos países para saquear «democráticamente» sus recursos naturales, ahora estos señores que en general heredaron la «verdad divina» quieren que veas que matar, asfixiar económicamente a un pueblo, bombardear a civiles, expandir el caos y la crisis en todo el mundo es cosa de gente libre y democrática, propagar el odio y la división es libertad de expresión.

Teniendo en cuenta lo antes mencionado, llegamos al escenario que nos interesa, hablábamos de una nación que quiere dominar a otra más pequeña, hablábamos de gente que se vende al servicio de un imperio en contra de su patria, hablamos de una «verdad absoluta y divina» que se les impone a los pueblos a la fuerza, y así, que se asuma todo como libertad, derechos humanos, democracia y libre expresión de los que agreden a los agredidos.

Hablamos ahora de Estados Unidos contra Cuba, de los lacayos del imperio que atentan contra un pueblo digno y trabajador, el mismo pueblo que ha resistido heroicamente un bloqueo genocida por más de 60 años.

Triste realidad la que se trata de construir desde una narrativa de posverdad , el abusado es malo, el abusador es el héroe. Los que han tratado de mantener vivos a las victimas con coraje y valentía son dictadores, los que han tratado de matarlos de hambre son gente humana que lo hace por el bienestar de la sociedad civil, niños, mujeres, ancianos.

Es una estratagema retórica poscomunicativa del poder discursivo dominante para legitimar acciones o procesos de acuerdo a los intereses de los que dirigen el mundo desde las sombras.

Para entender mejor este fenómeno analicemos el discurso engañoso del youtubero contrarrevolucionario Manuel Milanés.

Ya hicimos una referencia al contexto histórico del fenómeno de posverdad, ahora vamos a ubicar el fenómeno en un contexto más actual. Entonces, en post de lograr dicho objetivo tomemos como escenario los sucesos del pasado 11 de julio, cuando una gran campaña de mediática promovida desde laboratorios en los Estados Unidos activó una serie de hechos de vandalismo en varios puntos de la geografía nacional, los mismos que siguen dando portadas en medios de comunicación por todo el mundo en forma de fake news.

¿Cuál es el papel del youtubero contrarrevolucionario Manuel Milanés dentro de los sucesos del 11 de julio y en adelante?

Para responder a este interrogante primero es necesario conocer quien es este sujeto, es por tanto una necesidad ofrecer al lector una pequeña referencia del mismo.

El youtubero contrarrevolucionario Manuel Milanés nació en el cerro, un municipio de Ciudad Habana, específicamente en el barrio del Pilar y Carraguao. Estudió Economía en La Universidad de La Habana y después de terminar sus estudios, trabajó en el mundo del comercio, los servicios y sector empresarial.

Según una entrevista que el youtubero le concede a ADN/Cuba, un medio clave en la guerra mediática contra Cuba, este sujeto se ve en la necesidad de abandonar el país en contra de su voluntad por miedo a caer preso, pues había alcanzado el puesto de gerente en una empresa internacional. 

Lo que no menciona en la entrevista es que el y su padre «trabajaron» en la empresa Gaviota, ambos participes de negocios sucios y cobros de cheques de forma ilegal, así como otros hechos de corrupción.

Con el dinero sucio, que hizo producto de la malversación de fondos, este viaja a Republica Dominicana, país donde ha residido, alternándose con su actual residencia al sur de la Florida, Estados Unidos.

Si buscamos su nombre en Internet, podemos encontrar al sujeto describiéndose como un hombre exitoso de negocios con empresas en Republica Dominicana.

Como es de esperar de individuos como este, negocio es igual a lavado activo de dinero, prostitución y narcotráfico. Incluso, es conocida su intención de vincularse al trafico ilegal de peloteros cubanos.

Por otro lado, según lo que el sujeto dice a ADN/Cuba, el mismo se cataloga de «empresario vinculado a bienes raíces» que lleva 25 años «haciendo negocios»

Ahora, su interés de convertirse en youtubero surge de un marcado aburrimiento personal debido al impasse provocado por la pandemia de la Covid-19, o sea, andaba ansioso, sin nada que hacer por casa y comiéndose las uñas.

Pronto, el aburrimiento y la ansiedad lo llevan a interesarse en temas económicos relacionados con la «lucha por la libertad de Cuba»

Aquí vemos lo espontaneo nuevamente, que casualidad, son personas que cuando se aburren un poco de su «éxito» se ponen creativas y empiezan a interesarse de manera «transparente», «natural» y «progresiva» por los temas de Cuba. El mismo país al que robó dinero para crear sus supuestas empresas.

¿Será que el ladrón tiene cargo de conciencia o es que quiere dar el golpe final a costa del pueblo de Cuba? El youtubero contrarrevolucionario quiere robarle al pueblo los logros alcanzados en revolución, ofrecerle prostíbulos a las mujeres jóvenes cubanas y drogas para toda la sociedad.

Esa es su Cuba soñada desde el aburrimiento y lo espontaneo. Lo más interesante, y no es que me sorprenda mucho, es que el youtubero se autodefine como de extrema derecha y católico practicante.

Ciertamente, su fuerte vínculo con el «evangelio» lo ha llevado al envío de dinero en efectivo a la Iglesia Católica del Cobre en Santiago de Cuba por medio del Arzobispado de La Habana, donaciones que son empleadas para actividades dudosas con niños de la comunidad, en las cuales de forma «espontanea» se abordan temas relacionados con la «democracia», «libertad de expresión» y los «derechos humanos».

Pero eso no es todo lo que hace este individuo por tal de quitarse el aburrimiento crónico que lo persigue en su «éxito”. Veamos una pequeña secuencia de hechos «espontáneos» que vinculan a este sujeto con personas y grupos que, de manera intencionada, han venido orquestando acciones de subversión, ciberterrorismo y terrorismo contra Cuba.

Desde el 2011, el youtubero se empieza a relacionar con el cabecilla Eliecer Ávila Cicilia de «Somos +”. Así, ese mismo año, también integraba la Fundación Cubano Dominicana (FCD) vinculada a la organización subversiva «raíces de esperanza»

En el 2014, Manuel se hace miembro de la Asociación de Cubanos de Cubanos Residentes en Dominicana (ACRD), esta misma de carácter contrarrevolucionaria. De igual forma, el youtubero propone la creación del proyecto «Hacer Patria» dedicado a la realización y puesta en practica de proyectos de subversión de forma encubierta en territorio cubano. Este anterior, todo un proyecto apoyado por la ACRD, en donde, grupos sociales y religiosos visitan la isla con el fin de acercarse a jóvenes e intercambiar sobre temas relacionados con la «libertad de expresión», «prensa» y los «derechos civiles».

En octubre del 2020, aparece, el mismo, vinculado al medio digital ADN/Cuba, plataforma líder de la campaña #SOSCuba previo a los disturbios. De igual forma, se relaciona con miembros de la organización contrarrevolucionaria Cuba Independiente y Democrática (CID)

Entre sus contactos se destacan Liu Santiesteban, radicada en Miami y vinculada a las OCRE Movimiento de Democracia (MD) y Partido Republicano de Cuba (PRC), así como Orlando Luis Pardo Lazo, Danilo Maldonado Machado, conocido por el sexto, y Antonio Gonzáles Rodiles.

Se vincula al proyecto «Embajadores Cívicos” y a su grupo de WhatsApp, el mismo que ha impartido preparación y dado orientaciones para desarrollar disturbios en Cuba, con un marcado activismo después del 11 de Julio, haciendo eco que cuentan con el apoyo de las embajadas de Estados Unidos, Italia, Guyana, España y Canadá.

Ahora disfrutemos de un verdadero show creado para modelar la opinión pública de un hecho desde lo emocional o sea los sentimientos irracionales ajenos al pensamiento crítico, todo esto como parte de una estratagema de posverdad donde la máxima es que la opinión de las personas implicadas vale más que los hechos.

Aquí, vemos el Youtubero Manuel Milanés un poco que bravo al no contar con el apoyo del senador demócrata por el Estado de Nueva Jersey, Bob Menéndez, en su anhelo de Intervención «Humanitaria» en Cuba, es tan inteligente que segundos después hace referencia a lo militar, específicamente en el minuto 4:55 segs. Es risible, de humanitaria pasa a militar, con toda franqueza.

También reconoce que el Gobierno de Cuba aboga por el fin del bloqueo y el restablecimiento de las relaciones con los Estados Unidos. La realidad es que esto supondría una mejoría en cuanto a las relaciones entre nacionales y familiares que residen en el país norteño, sin mencionar las mejorías en lo económico. Tal vez esto pueda resultar hasta un escenario positivo en donde se pueda dialogar sobre temas que preocupen a ambas naciones desde el respeto mutuo y una posición de entre iguales.   

¿Qué creen que quiere la mayoría de los cubanos? El bombardeo de su propia nación y seguir bajo una política genocida como es el bloqueo, o el cese inmediato del bloqueo y un dialogo pacifico entre iguales, reconociendo nuestras diferencias. Yo pienso que es lo último que menciono, y mi criterio es amparado no solo por lo que sienten la mayoría de los cubanos, sino por lo que siente la comunidad internacional en cada votación a favor del levantamiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

Muchas incoherencias encontramos en el discurso proimperial, les digo con toda seguridad, que ningún vasallo del imperio siente el más mínimo interés por el verdadero pueblo de Cuba, tampoco les importa la democracia, la libre expresión y los derechos humanos. Estos solo tienen intereses económicos, geopolíticos, o sea solo piensan en el dinero.

Nuestra Isla no será nuevamente el burdel de mafias y politicuchos corruptos alineados a la política de Washington, propagando la guerra, la crisis, el caos, los vicios por todo el mundo. Qué cubano digno quiere rendir su bandera a otra nación y ser gobernado por un gobierno extranjero, mientras es desplazado a una categoría de ciudadano de tercera en su propia tierra, sin derechos y pidiendo permiso para poder tomar una decisión.

Para los amantes del imperio, finalizo mi narrativa desde una frase en latín «Audaces Fortuna iuvat” que significa que la victoria, la fortuna, es para los audaces, los valientes, no para los cobardes. Haciendo referencia a una frase que Fidel utilizó y que los espartanos decían: «con el escudo o sobre el escudo«, frase me recuerda a lo que dijo Maceo «quien intente apoderarse de Cuba recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha». En Fin, ¡Patria o Muerte! ¡Venceremos!

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí