Internet
Internet

El archipiélago de San Vicente y las Granadinas, situado en el Caribe oriental, se convirtió en el primer Estado de la Comunidad del Caribe (Caricom) en aprobar y poner en uso la vacuna anti-COVID Abdala, de origen cubano, reportaron autoridades sanitarias en Kingstown, la capital vicentina.

El diario St. Vicent Times confirmó que, de acuerdo con el Ministerio de Salud de esa nación, ahora Abdala está disponible en los sitios de vacunación del país. Destacan que este inmunógeno se produce en el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de La Habana y que la vacuna de tres dosis tuvo una efectividad superior al 92 % en los ensayos de fase III, que incluyeron a más de 48 000 participantes.

Además de Abdala (de tres dosis con intervalos de dos semanas), San Vicente y las Granadinas dispone y aplica los inmunógenos rusos Sputnik v y Sputnik Light, así como AstraZéneca y Pfizer.

Según fue revelado por el primer ministro, Ralph Gonsalves, a medios locales de esa nación, Cuba había obsequiado a San Vicente y las Granadinas unas 300 dosis de Abdala.

Durante su intervención en la XX Cumbre del ALBA, el 14 de diciembre último, Gonsalves recordó que, personalmente, esperaba para colocarse la vacuna cubana, y sentenció: «Dios y la vacuna cubana nos salvarán de la COVID-19».

«Fui a Cuba, como saben, el lunes por la noche, para la reunión del ALBA el martes 14, y el miércoles trajimos, como regalo de Cuba, 300 dosis de Abdala para cien personas, como regalo, creo que somos las primeras personas en haber recibido Abdala en el Caribe», detalló entonces.

En San Vicente y las Granadinas, apenas el 30 % de la población ha recibido al menos una dosis de alguna vacuna anti-COVID, y poco más del 23 % ha completado el esquema de inmunización. En la región, este es el cuarto país en emplear nuestra vacuna. (Redacción Internacional)

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí