Foto: Internet

En EE.UU. las autoridades de Pensilvania están investigando la actuación de la policía local después de que en las redes sociales se hiciera viral un vídeo en el que un agente parece realizar una maniobra que recuerda a la que resultó fatal en la detención de George Floyd.

Según informaron medios locales el incidente tuvo lugar el pasado sábado fuera del  Hospital St. Luke-Sagrado Corazón en la ciudad de Allentown. Las imágenes, que fueron grabadas desde un auto, posteriormente fueron difundidas en Internet por activistas del movimiento Black Lives Matter. 

En el vídeo se puede ver a tres oficiales deteniendo a un hombre, mientras que uno de los agentes parece usar el codo para sujetar al individuo antes de colocar la rodilla en su cuello. «Esto sucedió ayer y es exactamente lo que llevó a la muerte de George Floyd», escribió en su cuenta de Twitter Ben Crump, el abogado de la familia de Floyd, quien también compartió la grabación. 

La reacción a la noticia no se hizo esperar y el mismo sábado por la noche un grupo de más de 100 personas marchó hacia el Departamento de Policía de Allentown gritando que se dejara de financiar al cuerpo policial y exigiendo respuestas ante lo sucedido.

Al día siguiente se publicó un comunicado firmado por el jefe de la Policía de Allentown, Glenn Granitz, quien explicó los detalles del incidente y anunció una investigación. Según el documento, el hombre que aparece en el vídeo se comportaba de manera errática, andaba tambaleándose y vomitando, hasta pararse en la entrada para vehículos a urgencias.

«El individuo comenzó a gritar, chillar y escupir a los oficiales y al personal del hospital», reza la declaración emitida por la Policía y agrega que el hombre «siguió desobedeciendo lo que requirió que los oficiales lo contuvieran». 

Además las autoridades del orden público informaron que después del incidente el hombre fue llevado al hospital donde le atendieron y al final quedó libre. Al mismo tiempo el jefe de Policía aseguró al público que la investigación sobre el uso de la fuerza por parte de los agentes está «avanzando rápidamente».

Sin embargo los activistas del movimiento Black Lives Matter local han rechazado la declaración de la Policía y tienen planes de continuar con las protestas este lunes, ya que según ellos el uso de la fuerza demostrado en el vídeo no puede ser justificado. 

El departamento de Policía de Allentown modificó recientemente su política de uso de la fuerza, como lo hicieron muchos otros departamentos en respuesta a la muerte de George Floyd. El nuevo reglamento prohíbe las restricciones de cuello y los estrangulamientos y dice que los oficiales solo deben usar la fuerza necesaria para controlar la situación.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí