Foto: Razones de Cuba

Cuba es un país reconocido internacionalmente por su música. Quizás, el Chan chan, La Guantanamera…no alcanzaría el espacio en este análisis para enunciar todas las creaciones de renombre. Pero si se revisa esa lista, por muy abarcadora que sea, seguro Patria y vida no aparece por ninguna parte.

La pasada semana nos sorprendimos con su nominación a los premios Grammy Latinos. Desde una perspectiva formal, cumple con los requisitos: es un sencillo nuevo, lanzado en el periodo de elegibilidad, en idioma español. Seguramente la mayoría de las canciones propuestas también llenaban las exigencias. Sin embargo, Patria y vida tuvo el privilegio de estar entre las elegidas. Cuestión de suerte, supongo.

El fonograma nació con una marcada finalidad política, con una letra bien pensada, en busca de mover sensibilidades. En él se unen personajes conocidos internacionalmente con otros de los cuales probablemente nadie nunca hubiera escuchado, de no ser por su descollar contrarrevolucionario. A fin de cuentas, hablar mal del gobierno cubano es una forma de publicidad. Que se los pregunten a ellos si no.

Los contrarevolucionarios Maykel Obsorbo, el Funky y Luis Manuel Otero también participaron en el video clip

Compiten en las categorías de canción del año y mejor canción del género urbano. En el caso del primer escaño, se cuelan en el mismo espacio que artistas de la talla de Ricky Martin, Carlos Vives, Ricardo Montaner, Pablo Alborán y Juan Luis Guerra. En el segundo lugar, rivalizan con cantantes de notable popularidad en los últimos tiempos.

¿Realmente merece entrar en disputa este himno falso, banda sonora de la violencia y la injerencia extranjera? Para los miembros de la Academia Latina, responsables de la selección de nominados, la respuesta es afirmativa. Otro golpe de suerte para quienes hablan de los problemas de Cuba, aunque ahora se paseen por Miami, totalmente ajenos a la realidad dejada atrás.

Gente de zona pasó, en cuestión de meses, de apoyar a la Revolución a arremeter en su contra Foto: The San Diego Tribune

La mayoría de los temas en competencia superan a Patria y vida, teniendo en cuenta la cantidad de reproducciones en Youtube. Sus 8,5 millones de vistas palidecen notablemente ante los 40 millones de Fuego, siguiente canción con menos visibilidad en la sección dedicada al género urbano. Qué decir ante los 916 millones de visualizaciones alcanzadas por Dákiti, el video de mayor popularidad. Otra vez, Patria y vida desfila entre ellos también por aparente cuestión de fortuna.

Infografía: Razones de Cuba
Yotuel Romero participó en la reunión que sostuvo el presidente de estados unidos con «líderes» cubanoamericanos. Foto: www.zimbio.com

Según datos de la plataforma Soundchart ꟷpor cierto, bloqueada para Cubaꟷ, cuyo objetivo comprende el análisis estadístico del crecimiento de los artistas y las tendencias del mercado, las listas de reproducción asociadas a Patria y vida han perdido más de 90 mil seguidores en los últimos 15 días. Y en este mismo contexto, de forma contradictoria, llegan las propuestas de premios.

Soundchart muestra como ha bajado su popularidad en las listas de reproducción

Descenso en los niveles de popularidad, falta de posicionamiento… Patria y vida parece un pequeño pez nadando en un mar lleno de tiburones. Entonces ¿qué hace ahí?

Cuando figuras políticas anticubanas como Rosa María Payá comienzan a aplaudir el puesto ocupado por la composición en los Grammy Latinos, los hechos comienzan a tomar sentido. La música tiene muy poca relación con todo esto. Se trata de una estrategia política, un movimiento para dar mayor validez a lo que han querido convertir en el símbolo de un movimiento en contra del gobierno antillano.

La embajada de Estados Unidos en Cuba celebra la ubicación del sencillo entre los nominados, otros le agradecen al comité organizador de los premios por apoyar “la lucha del pueblo cubano”. Se repiten las claves de una misma retórica: desacreditar al gobierno de Cuba, tratar de apropiarse de un concepto de pueblo que nunca les ha pertenecido.

Ahora solo resta ver si les regalan algún galardón. Nada debería causar sorpresa a estas alturas. Para ellos, el fin justifica los medios.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí