Internet
Internet

De su apego a Cuba y a la Revolución Cubana ha dado muestras en más de una ocasión el rapero argentino Daniel Devita. Cuando a propósito de su reciente tema musical Bombas o médicos –con más de un millón de visitas en YouTube, y en colaboración con el reconocido actor y cantautor Piero– fuera entrevistado por Prensa Latina, expresó:

«Me siento responsable, como rapero, de tanta infamia que se vierte en letras de mi disciplina contra la digna y bloqueada Cuba», y en un aparte, y refiriéndose al contenido de la canción dedicada a los médicos cubanos, agregó: «Quiero que esta producción sea un contrapeso a toda esa basura anticubana que vierte la prensa internacional. Los pueblos no piensan así».

El pasado 31 de julio, en su canal oficial de esta plataforma, Doble D –o el Rapero del Pueblo, como también se le conoce– emitió una directa en la que se propuso explicar cómo funciona el mecanismo de extorsión para utilizar a los artistas, que, al decir suyo, «no tiene que ver con que uno como artista exprese sus ideas políticas» y sea parte de un proyecto, «sino con la utilización de esos artistas, a través del chantaje y la coerción, en golpes blandos y desestabilizaciones en países que no responden a Estados Unidos, donde radican la mayor cantidad de empresas que controlan y dominan el mercado de la música.  

«Todos los artistas nos hemos encontrado en situaciones donde se ponen en contradicción nuestros valores con el interés de la industria del mercado, pero hoy hablaremos del caso de Cuba», dijo, y seleccionando a Yulien Oviedo, Yotuel Romero y Gente de Zona,  mostró ejemplos «que nos van ayudar a entender qué es lo que viene ocurriendo  en las últimas semanas, y vamos a tratar de responder una pregunta que nos viven haciendo, y es que si son mentiras todas estas cosas que nos dicen de Cuba», expresó.

En la directa se muestra un fragmento de entrevista a Yulien Oviedo en la que se le pregunta si en Cuba hay una dictadura. «Ahora mismo tengo que leerme el concepto de dictadura para eso. (…) yo pienso que dictadura fue Hitler, que Hitler sí mataba a la gente, eso sí fue una dictadura. (…) Yo no creo que sea una dictadura».

Doble D explicó que a partir de ese momento empezó el operativo de destrucción de la carrera y el chantaje total al artista, al que se le canceló un concierto que próximamente daría. Más adelante se aprecia, en un canal de Miami, otro fragmento en el que el entrevistado refiere el desconcierto en que se halla «por una mala interpretación, por yo no haber dado la respuesta correcta. Sinceramente, te lo digo con todo el corazón del mundo, di la respuesta equivocada. Si los ofendí digo, desde lo más profundo de mi corazón, mis más sinceras disculpas, porque en verdad no fue eso lo que quise decir.

Desafortunadamente, en mi país sí existe una dictadura».

Respecto a los fundamentos que buscan para justificar que Cuba es una dictadura –dice Daniel Devita–, «vamos a hacer el esfuerzo toda la comunidad latinoamericana de mostrarles a este canal de Miami y a nuestros hermanos cubanos, que capaz que no se enteraron, lo que es una represión, no en un país como Cuba, con la Revolución Cubana, sino lo que es la represión en pleno neoliberalismo, cuáles son las represiones que vivimos todos los latinoamericanos dentro del sistema neoliberal». 

Tras ofrecer imágenes de represión policial durante el Gobierno de Mauricio Macri, en Argentina, con camiones hidrantes, tirándole agua a la gente, con gases lacrimógenos, disparos, armas de fuego, balas de goma y plomo; y en Colombia, con disparos sostenidos, pregunta a sus seguidores si se parece a la «represión» en Cuba. 

«Podríamos mostrar las imágenes de Estados Unidos, las de Francia, pero me parece que queda bastante claro que no tienen la más pálida idea de lo que es una represión, y todos los países latinoamericanos que vivimos el neoliberalismo les podemos contar perfectamente lo que es una represión con tanques, bombas, gases, que no tiene nada que ver con las imágenes que nos están mostrando ellos mismos para justificar que hay una dictadura».

Para referirse al cantante de Orishas, recordó que hace unos años, «no muchos, dos o tres», el artista se había expresado fuertemente contra el bloqueo de Trump a Cuba; a partir de entonces «empieza la campaña de destrucción de Yotuel, y logran ablandarlo. «Empieza a decir, un poco tímido, que se había dado cuenta de muchas cosas, y empiezan sus intentos de generar una amistad con estos sectores chantajistas», y lo transforman en el «máximo exponente de la lucha por imponer el modelo neoliberal en Cuba y destruir la Revolución Cubana». 

Devita advierte «cómo se pasa de pedir que se acabe el bloqueo y de pedir cambios en Cuba a ser el máximo exponente de la lucha por imponer el modelo neoliberal». Lo perdonan y le abren las puertas del imperio. «Cuando claudican los artistas y logran quebrarlos, empiezan a tener ascensos meteóricos», refiere. 

Como el más paradigmático de los ejemplos considera lo sucedido con el dúo Gente de Zona. Y recordó, mostrando las imágenes, el momento en que, durante un concierto, saludaron y agradecieron la presencia del Presidente cubano Miguel Díaz-Canel, hace unos dos años. 

 Doble D pidió a sus seguidores advertir la ovación del público al decir el nombre del Presidente, «porque si un artista le agradece al presidente, si destaca al presidente, y hay un pueblo oprimido que detesta al “dictador”, lo que habría es un abucheo, le habrían tirado cosas… Escuchen la ovación», insiste. 

A partir de este momento –explica el rapero argentino– se inició para Gente de Zona «prácticamente una pesadilla», pues buscaron destrozarlos de todas las maneras habidas y por haber, expulsarlos de Estados Unidos, no dejarlos entrar nunca más y destruir su carrera. 

«Los medios de comunicación empezaron el operativo de apriete, extorsión, ablande, para quebrar a Gente de Zona», declaró, y explicó cómo les suspendieron conciertos y les retiraron las llaves honoríficas que les habían entregado.  Se empezó a trabajar en la cancelación de la visa y comienza la motorización en redes sociales para cerrarles los espacios, hasta que en las próximas entrevistas hacen declaraciones diferentes. «En meses pasaron de saludar al presidente, a ser la cara visible del SOS Cuba, y condenar la “dictadura” cubana». 

Pero para triunfar no solo alcanzaba con pedir disculpas, asegura. «Para que te perdone la mafia de Miami, para que puedas ser un artista, una estrella, y cumplir tus sueños, no basta con golpearse la espalda y autoflagelarse, sino que hay que convertirse en un ícono de la contrarrevolución».    

Refiere Doble D que así funciona el chantaje, la extorsión… así se motorizan todas esas cosas que después vemos ya prefabricadas en las redes sociales, y nos sorprendemos y nos decimos: ¿cómo puede ser? «Así podemos entender cómo los artistas colombianos que dijeron poco o nada de la represión salvaje, sanguinaria y sistemática en Colombia, o incluso justificaron la represión, salen a rasgarse las vestiduras por Cuba».

Al exhortar a compartir el video, que a tres días de estrenado cuenta con más de 35 000 visitas, Devita pidió: «Vamos a salir a mostrarle a un montón de gente que está engañada, confundida, que no les llega esta otra cara de la moneda, y vamos a hacerle justicia a la heroica Revolución Cubana. La directa cerró con el tema Bombas o médicos, «en homenaje a esos médicos cubanos que son héroes de nuestros tiempos», concluyó.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí