Foto: Internet

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este miércoles que el Gobierno de Estados Unidos (EE.UU.) autorizó la venta a Petróleos Mexicanos (Pemex) de las acciones restantes en manos del consorcio Shell para adquirir la refinería Deer Park, con lo cual el país da un paso significativo en su estrategia de ser autosuficientes en combustibles hacia finales de 2023.

En su habitual conferencia de prensa desde el Palacio Nacional, el jefe de Estado valoró el hecho como histórico y agradeció al presidente estadounidense, Joe Biden, la confianza para que Pemex adquiera la planta ubicada en Houston, Texa.

López Obrador aseguró que con esta usina más la refinería de Dos Bocas (estado de Tabasco) y la de Tula (Hidalgo), “estamos incrementando nuestra capacidad de producción en alrededor de 700.000 barriles diarios”.

Señaló que se destina un promedio de 10.000 millones de pesos de inversión (cerca de 482 millones de dólares) para rehabilitar las seis refinerías existentes a nivel nacional.

Añadió que la producción de crudo va en incremento y se prevé que para 2022 el país disponga de una capacidad de 1.2 millones de barriles diarios, lo que unido a los 700.000 ya mencionados colocará a México en posición de producir todo el combustible de consumo interno que demande su economía.

Explicó que esa capacidad de autosuficiencia contribuirá “a mantener sobre todo precios bajos en gasolina, diésel y otros productos”, resaltó.

Valoró que esos pasos suponen “un giro muy importante en la política petrolera”, y cuestionó que el país no construyera una nueva refinería en los últimos 40 años, “siempre con la mentira de que no era negocio la refinación”, dijo.

Durante la conferencia de prensa, el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, precisó que la compra de la planta comenzó en octubre de 2020, cuando se hizo una oferta inicial a la empresa Shell. Amplió que en mayo pasado se firmó el acuerdo de la compraventa, que quedó condicionada a la aprobación del Gobierno de EE.UU., lo cual ya sucedió.

Antes, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, presentó la carta del comité de inversiones de EE.UU., subordinado al Departamento del Tesoro, que acredita la validez de la operación.

Deer Park tiene una capacidad de refinación de 340.000 barriles diarios. Según fuentes especializadas, ocupa el lugar 16 en el escalafón de capacidad de procesamiento de crudo entre las 129 refinerías existentes en EE.UU. Su infraestructura permite distribuir a través de buques, oleoducto y red de ferrocarril.

Aunque la compra del paquete de acciones en manos de Shell supone erogar 596 millones de dólares, en total el Gobierno mexicano invertirá 1.192 millones de dólares para adquirirla libre de deudas.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí