La inclusión de Fincimex en la lista de entidades restringidas del Departamento de Estado de EE. UU. el pasado mes de junio, y las modificaciones anunciadas por el Departamento del Tesoro a las regulaciones para el control de activos cubanos el viernes 23 de octubre, impedirán las remesas a Cuba a través de compañías estadounidenses con licencias generales, con lo cual perjudican directamente al pueblo cubano y a sus familias en EE. UU.

Hacerlo en medio de una pandemia recalca el cinismo, el desprecio por el pueblo cubano y el oportunismo del Gobierno estadounidense.

Financiera Cimex S.A. ha garantizado, desde la profesionalidad y el respeto, relaciones comerciales con compañías estadounidenses y de muchos otros países, para la gestión de remesas a Cuba hace más de 20 años. No consta en su historia un centavo perdido y sí, en cambio, un constante desarrollo de sus prestaciones, a pesar de las presiones y agresiones a los canales bancarios.

Las remesas familiares hacia Cuba han sido politizadas continuamente por la extrema derecha anticubana. Desde septiembre de 2019, el Gobierno de EE. UU. viene aplicando medidas coercitivas para restringir el flujo de remesas.

Las recientes disposiciones atacan directamente a las remesas familiares, aun cuando los voceros de Washington mienten e intentan hacer ver que las limitaciones son solo a una entidad en específico. Fincimex, como parte del sistema financiero cubano, es la entidad que, por decisión soberana del Gobierno cubano, ha sido encargada de garantizar las remesas a Cuba desde EE. UU. , que serán interrumpidas totalmente.

Entre las contrapartes norteamericanas se encuentra Western Union, entidad cuyos 407 puntos de pago distribuidos en todo el país cerrarán a causa de estas brutales disposiciones, que, además, bloquean las negociaciones que a solicitud de Fincimex se desarrollaban desde hace meses para lanzar el servicio de remesas a cuentas bancarias en mlc.

Recae en el Gobierno norteamericano la responsabilidad por la interrupción del servicio de remesas entre los dos países.

La mayoría de los emigrados cubanos en EE. UU. apoyan la existencia de vínculos estables con sus familias, y el Gobierno de EE. UU. actúa deliberadamente para perjudicar esos lazos.

Fincimex ratifica su compromiso con el pueblo cubano en pos de identificar y sostener flujos ordenados y seguros de remesas al país.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí