Foto: Internet

Autor: Nuria Barbosa León | internet@granma.cu

Los profesionales de la Salud que prestaron asistencia en el Distrito Federal de México y en el estado de Tabasco, pisaron suelo cubano henchidos por el deber cumplido y deseosos de asumir otra tarea. Con ese espíritu, el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, les dio la bienvenida, en nombre del Primer Secretario del Comité Central del Partido, General de Ejército Raúl Castro Ruz, y del Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel.

El grupo asistió a 5 589 pacientes  (5 553 con la COVID-19), y salvó de esa enfermedad a 324 personas. Raymundo Bravo reconoció su aprendizaje, y dijo que se crecieron, al responder con prontitud a las exigencias de la situación epidemiológica.

De hazaña valoraron las autoridades mexicanas la labor de los 40 miembros de la brigada, entre ellos tres ingenieros electromédicos, quienes repararon 138 equipos. En momentos en que el país recuerda a los legendarios guerrilleros Ernesto Che Guevara y Camilo Cienfuegos, los galenos cubanos reafirman la convicción de estar en la trinchera del deber, dando continuidad a sus legados.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí