Médicos cubanos en enfrentamiento al Coronavirus

Por Liz Caridad Conde Sánchez

«Adonde otros han llevado soldados, bombas, destrucción y muerte, nuestras brigadas médicas llevan atención, cuidados, medicinas, salud. Casi un tercio de la población mundial (ha sido atendida) en 61 años».

Así lo resaltó este martes el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en su cuenta de Twitter, tras publicarse, en el sitio web del Ministerio de Salud Pública, que unos 1 988 millones de personas en el mundo, casi la tercera parte de la humanidad, ha recibido de algún modo los servicios del personal cubano de la Salud, en el transcurso de las seis décadas de la colaboración médica ofrecida al exterior por la Mayor de las Antillas.

En la publicación, el doctor Jorge Delgado Bustillo, director de la Unidad Central de Cooperación Médica (UCCM), detalla que los profesionales sanitarios del archipiélago han realizado más de 14 500 000 operaciones quirúrgicas, 4 470 000 partos y han salvado 8 700 000 vidas, resultados que elevan el prestigio de nuestra Medicina en el ámbito internacional.

Actualmente, 30 407 trabajadores del sector laboran en 66 naciones, distribuidos en brigadas médicas permanentes y otras del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve.

Desde que comenzó la pandemia de la COVID-19, la Isla ha enviado 56 brigadas médicas y alrededor de 2 500 galenos a 40 países de América Latina y el Caribe, Europa, Asia, África y Medio Oriente, a fin de combatir la propagación y mortalidad del SARS-COV-2, gesto solidario cuyos excelentes resultados han generado innumerables muestras de gratitud y reconocimiento de los pueblos asistidos y de las autoridades que los representan.

La colaboración médica cubana inició oficialmente en 1963, con el envío de brigadas sanitarias a la entonces recién constituida República Argelina Democrática y Popular, aunque tres años atrás Cuba había mandado un contingente de galenos a la ciudad chilena de Valdivia para atender a los afectados por el devastador terremoto que azotó a la urbe austral.

El 19 de septiembre de 2005 el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, constituyó formalmente el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias, Henry Reeve, para ofrecer ayuda humanitaria urgente a los damnificados a causa del paso del huracán Katrina por el sur de Estados Unidos.

El gobierno de George Bush no aceptó el ofrecimiento del pueblo cubano, a costa de miles de vidas humanas que pudieron salvarse en la ciudad de Nueva Orleans. Sin embargo, el Contingente Henry Reeve ha estado presente en las más complejas situaciones de emergencia sanitaria internacional como fue el caso de la asistencia médica en Pakistán tras el devastador terremoto de 2005, en Haití luego del catastrófico sismo y la posterior epidemia de cólera desatada tras el desastre natural, y en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry, durante la epidemia de ébola en 2014.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí