Foto: Internet

Mara Tekach, ex encargada de negocios de Estados Unidos en La Habana y actual funcionaria del Departamento de Estado, ante su falta de memoria pretende trastocar la historia, al apoyar la reinclusión de Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo y declarar el 12 de enero 2021 en conferencia de prensa:

“El Gobierno cubano se negó a cooperar reiteradamente en la entrega de fugitivos estadounidenses que llevan más de treinta años en Cuba”.

Ausente de vergüenza, dicha funcionaria pretende cambiar la historia y acusar a Cuba de lo que hace su gobierno.

¿No recordará ella que el 1ro de enero de 1959, Estados Unidos recibió a centenares de oficiales y funcionarios del ejército del dictador Fulgencio Batista, miembros de los órganos represivos creados y asesorados por el FBI, asesinos, torturadores y ladrones que huyeron de la justicia cubana y a pesar de ser reclamados oficialmente, bajo el acuerdo vigente entre los dos gobiernos, no fueron extraditados?

Si su falta de cultura política no le permite tener en cuenta la verdadera historia de su país, lo mejor es no hablar lo que no puede sustentar, porque el listado de verdaderos asesinos que Washington acogió en su territorio como refugiados políticos, es muy extenso y entre ellos están:

Jesús Blanco Hernández.Ex comandante de la marina de guerra batistiana, reclamado por sus crímenes en nota diplomática del 27 de enero de 1959, remitida al Secretario de Estado norteamericano por el encargado de negocios ad ínterin de la embajada de Cuba en Washington.

Conrado Carratalá Ugalde.Ex jefe del Departamento de la Dirección de la policía batistiana. Criminal de guerra prófugo de la justicia, sentenciado enla Causa No. 3 de 1959, por sus asesinatos y participar en la conocida Conspiración Trujillista, que pretendía invadir a Cuba el 13 de agosto de 1959.

José Ramón Conte Hernández. Huyó de Cuba hacia Estados Unidos, prófugo en la Causa No. 448/59 del Tribunal de La Habana, sancionado a 30 años de prisión por el asesinato del estudiante y obrero, Antonio Díaz Santana.

Sotero Delgado Méndez. Implicado en el asesinato del Dr. Pelayo Cuervo Navarro en La Habana. En nota diplomática a las autoridades de Estados Unidos, se solicitó su extradición a través del bufete norteamericano que representaba a la Misión cubana, el 27 de mayo de 1959.

Orlando Piedra NegueruelaMariano Faget Díaz y Rafael M. A. Gutiérrez Martínez, prófugos de la justicia cubana por graves delitos cometidos durante la tiranía de Batista, implicados en la Causa No. 321/57.  El 23 de marzo de 1959 fue solicitada la extradición a las autoridades de Estados Unidos.

Armentino Feria Pérez. Miembro del grupo paramilitar “Tigres de Masferrer”, célebre por sus asesinatos. El 12 de enero y el 20 de enero de 1959, el Ministerio de Estado cubano envió notas diplomáticas a la embajada norteamericana en La Habana, solicitando su extradición.

José Franco Mira. Ex miembro del Buró de Investigaciones del régimen de Batista y asesino de los revolucionarios Sergio González “El Curita” y de Efraín Alfonso Liriano, fue reclamado por estar prófugo de la justicia, sancionado a 30 años de prisión en la Causa 833/61.

Pilar Danilo García y García. General de Brigada, jefe de la policía del tirano Batista, autor de varios asesinatos. Huyó de Cuba en enero de 1959. Como los anteriores asesinos, fue aceptado como refugiado político, a pesar de tener Causa pendiente en tribunales cubanos.

Irenaldo Remigio García Báez. Teniente Coronel, ex jefe del Servicio de Inteligencia Militar de Batista, e hijo del General de Brigada Pilar García. Conociendo el Departamento de Estado de sus crímenes, recibió el beneficio de refugiado político

Nicolás Hernández Méndez. Ex miembro de los grupos paramilitares al mando del asesino Rolando Masferrer. Huyó de Cuba en enero de 1959 y también recibió refugio político, a pesar de ser autor del asesinato de Mario Cardet Pérez.

Julio Stelio Laurent Rodríguez. Oficial del Servicio de Inteligencia Naval de la tiranía batistiana. Asesino del capitán Jorge Agostini. Fue reclamado en notas diplomáticas del día 9 y 20 de enero de 1959, por las Causas pendientes en los tribunales cubanos.

Estuvo retenido en el Centro Migratorio McAllen, en Texas, junto a Rolando Masferrer Rojas, gánster profesional y agente del FBI, asesino múltiple de civiles inocentes. Ambos recibieron refugio político.

Antonio Carlos Veciana Blanch, organizó cuatro asesinatos contra Fidel Castro. Reclutado por la CIA en 1960, fundador del grupo terrorista Alpha 66. Huyó de Cuba y recibió refugio en Estados Unidos.

La lista es extensa, pero de eso Mara Tekach no dijo una sola palabra.

Sabio fue José Martí al afirmar:

“Nada enseña tanto, ni prueba mejor que un caso concreto

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí