Por Eduardo Palomares Calderón

Símbolo de las luchas de las mujeres cubanas por su plena emancipación, la heroína de la lucha clandestina y guerrillera, Vilma Espín Guillois, recibió el tributo de su nación, este 8 de marzo, ante la roca monumento que guarda sus cenizas en el mausoleo a los héroes y mártires del Segundo Frente Frank País.

Tanto el ramo de rosas blancas y lirios, depositado muy cerca, como la ofrenda floral al pie del monolito, dieron al homenaje la belleza y aroma propios de la extraordinaria santiaguera, cuyo desvelo, sensibilidad y amor por la familia, y en especial por los niños, provocaron admiración en Cuba y fuera de ella.

Leyanis Riquelmes Batista y Yudith Aguilar Valverde, presidenta y vicepresidenta del Consejo de Defensa Municipal, encabezaron, en el propio sitio, la colocación de flores y el posterior encuentro entre mujeres de la serranía, quienes revivieron anécdotas sobre la legendaria luchadora revolucionaria.

En una fecha de orgullo para las cubanas, una representación de santiagueras honró, además, a otra de las raíces de las luchas emancipadoras de la nación, al tributar honores a Mariana Grajales Cuello, Madre de la Patria y de los legendarios Maceo, mediante una corona, en nombre de las mujeres del país, puesta junto a la tumba que guarda sus restos, en el cementerio patrimonial Santa Ifigenia.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí