Imagen: Alma Mater

Hola a todos nuestros amigos, especialmente a nuestros nuevos amigos cubanos.

Estamos de vuelta sanos y salvos, ¡nuestros perros estaban emocionados de vernos! Mi cuñada Fiona nos hizo una enorme bandeja de brownies de chocolate, el jardín está lleno de narcisos. Nos quedamos en casa y jardín durante dos semanas. Eso está bien, podemos hacer todos esos trabajos raros que hemos estado haciendo durante los últimos 23 años.

Fue bastante surrealista salir de Cuba en un convoy policial, con grupos de gente encantadora saludándonos y diciéndonos adiós, algunas banderas ondulando, grupos de niños y policías estacionados en cada camino deteniendo todo el tráfico. ¡Lo siento mucho si llegaste tarde por nosotros!

Cuando llegamos al aeropuerto, nos trasladamos en autobuses y fuimos a través de una puerta lateral directamente al aeródromo, donde había una tienda de seguridad. Pasamos uno a uno, el personal tenía protección corporal completa y máscaras faciales. Luego nos subimos al autobús de nuevo, a unos cientos de metros de los aviones British Airways.

Me estremeció la valentía de los conductores de autobús, dispuestos a conducir a todos. Nuestro propio equipo de cabina British Airways fueron voluntarios desde casa. Todos ustedes son héroes. ¡Gracias Cuba por la despedida!

Con amor de 600 agradecidos británicos,

Anthea Guthrie.

Tomado de su Perfil de Facebook

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí