Internet
Internet

Una ofrenda floral a nombre del pueblo de Cuba fue colocada bien cerca de la roca monumento que atesora las cenizas del Líder Histórico de la Revolución, Fidel Castro, en el cementerio patrimonial de Santa Ifigenia, justo cuando se rememora -este 13 de agosto- el aniversario 95 de su natalicio en Birán, antigua provincia de Oriente.

El tributo, aunque marcado por la lluvia, estuvo presidido por su compañero de lucha, el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, y por las máximas autoridades del Partido y del Gobierno en Santiago de Cuba, además de líderes de las organizaciones políticas y de masas del territorio.

Desde bien temprano el primer secretario del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, evocó en su perfil en la red social Twitter el quehacer de Fidel como líder político, patriota y revolucionario, capaz de erigir la Patria nueva con las ideas del Apóstol.

“Como mejor discípulo de José Martí, Fidel aprendió e integró a su conducta cotidiana la máxima de que el mejor modo de decir, es hacer, y así sobrevivió a su obra, pensó, organizó la Revolución, la encabezó, luchó, triunfó”, sentenció el estadista.

En otro momento Díaz-Canel destacó que el Comandante en Jefe, “entregó la dignidad al país, forjó una obra emancipadora, estableció una esperanza para la humanidad, enfrentó resueltamente y de manera invicta al imperialismo y creció con su pueblo y su Revolución”.

Similares mensajes trascienden hoy en las redes sociales, tanto en la Isla, como en otras latitudes, donde se recuerda el pensamiento antiimperialista del líder cubano, así como la labor solidaria que ha guiado la política exterior de la Mayor de las Antillas durante los últimos 62 años.

En las actuales circunstancias del país, con el mayor rebrote de Covid-19 desde marzo del año pasado hasta la fecha, el recrudecimiento del cerco económico promovido por Washington, y los intentos recientes por derrocar la Revolución, las ideas de Fidel reverdecen como brújula certera para la conquista de nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí