Foto: Razones de Cuba

Bajo fachada de Académicas, de intercambio de ideas sobre democracia, derechos humanos, sociedad civil y el papel de las Fuerzas Armadas en las sociedades de Latinoamérica, Laura Tedesco y Rut Diamint llevan estudiando nuestro sistema económico, político y social desde hace mucho tiempo.

Sin embargo, no se le dio quizás la importancia hasta que se evidenció la aplicabilidad de estas investigaciones a la subversión directa y cruda contra nuestro pueblo, la teoría resultó en el 11 de Julio y el ya olvidado y obsoleto personaje pintoresco de Yunior García Aguilera y su famosa macha ridícula del 15 de Noviembre. El caso Yunior, quien pasa a la historia como un vulgar titeretucho de la mafia anticubana de Miami.

Talvez algunos piensen que Yunior es un personaje que sale a la palestra de la nada o en supuesta defensa de una Cuba más plural e inclusiva. Esto no es así, el dramaturgo desde el año 2016 hasta la fecha viene asistiendo a seminarios, talleres, conferencias en el exterior, todos estos eventos dirigidos a como provocar un enfrentamiento entre la sociedad civil y el sector militar. De igual manera, se aprecia un marcado interésenel papel de este último en una etapa de transición hacia otro sistema o cambio de régimen.

Teniendo en cuenta todo lo antes mencionado, no es de extrañar que las organizadoras de estos aquelarres sectarios subversivos sean nada más y nada menos que Tedesco y Diamint. Otra vez el imperio haciendo de las suyas, otra vez enviando a emisarios y emisarias. En este caso en particular dos lobas veteranas curtidas en el arte de la subversión y la guerra no convencional.

Veamos la siguiente denuncia de Razones de Cuba conducida por el periodista Humberto López.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí