RC
RC

Así como un Girasol busca el Sol para espigar, hay medios que espigan buscando el dólar que tanto les gusta. Podemos decir que a través del dólar logran la fotosíntesis noticiosa. ¿Pero qué pasa cuando cada palabra que escribes es sometida a tal proceso? Evidentemente, el dólar se transforma en palabras, y las palabras de un periodista son sustituidas por la de los dueños de la moneda.

Yo te pago y tu dices lo que yo te diga, con el tiempo te acostumbras y ya te sale solo. ¿Pero quiénes son los dueños del dólar? ¿El pueblo? Bueno, pues no, es todo lo contrario, son las grandes transnacionales, los monopolios al servicio del imperio, el capital industrial y el financiero fusionado como uno.

Entonces, si todos estos medios dependientes operan desde el exterior, son financiados desde el exterior, son girasoles a la espera del dólar, ¿cómo es posible que también defiendan los intereses del pueblo?, si se entiende que los problemas del pueblo son causados por los mismos que financian estos medios.

 Esta es la hipocresía de estos medios de a medio, medios de pacotilla, el discurso vacío de una mentira disfrazada, puro maquillaje, como meretrices esperando su paga.   

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí