Internet
Internet

Por: Lidia Guevara

Hoy estaba leyendo los post de mis amigos y amigas y me encontré uno de la siempre genial y picaresca María del Carmen Hernández Carus, que leo con agrado sobre el famoso tema de la burbuja que le tratan de endilgar en sus mensajes de su perfil y que ella lee, contesta o se atribuye el derecho de eliminar, porque en nuestros perfiles mandamos los dueños y dueñas.

Entonces le escribí algunas palabras que voy a incorporar ahora y que además completo con otras más porque no quise abusar de su confianza con un post muy largo. He aquí parte de mi respuesta y las adiciones que hago ahora.

¿Qué es una burbuja social?

Una burbuja social (también conocida como unidad) es un pequeño grupo de personas que acuerdan socializar solo entre sí, y que se han hecho muy populares en estos tiempos de pandemia, para evitar esos grandes conglomerados de personas.

Mas bien se refieren a esos pequeños grupos identificados como núcleos familiares. Pero no, no es el sentido que nos atribuyen como que vivimos en una burbuja.Encontré esta otra definición: Una burbuja económica es un fenómeno que se produce en los mercados, en buena parte debido a la especulación, que se caracteriza por una subida anormal, incontrolada y prolongada del precio de un activo o producto.

Me llamó la atención una acepción de burbuja inmobiliaria en el mercado financiero que dice: la especulación lisa y llana se apodera de los inversores, todos compran porque el precio sube, y el precio sube porque todos compran (paradójico no?). A nadie le preocupa ya si los precios son o no razonables.

Llegamos así a la teoría del “Tonto mayor”, simplemente cualquier tonto puede comprar cualquier activo a cualquier precio, con tal de que exista un tonto mayor capaz de pagar un precio aún más alto que el pagado por el primero.

Entonces por ahí me apareció algo que lo encontre factible de aplicar y es que se entiende a partir de alguna acepción de burbuja, aplicada al negocio inmobiliario, a los mercados, a lo financiero, inflado artificialmente hasta que revienta.Y busqué más y encontré ésta que es la acepción que nos endilgan:Debemos pensar que la zona de confort es una burbuja que nos rodea: es un espacio conocido, agradable, placentero, seguro; pero limitado. … Sólo al salir de nuestra zona de confort podemos crecer, experimentar, optimizar.Ah!!! nos llaman a salirnos de esa zona de confort que es una burbuja, a pincharla, a crecer y resolver los problemas internos, buscando mediante un proceso de rechazo a lo que tenemos, lo que ellos consideran que deberíamos tener o aspirar a tener.

Es probable que SÍ, QUE ESTAMOS EN UNA BURBUJA DE CONFORT, pero no la que ellos quieren eliminar, sino la que nosotros vamos a cambiar por nuestras propias fuerzas, usando el concepto de Revolución: «cambiar todo lo que deba ser cambiado, porque hay cosas en la nuestra que debemos mantener a toda costa porque son las conquistas de la Revolución: 1. no tenemos miedo a que salga alguien con un arma y dispare contra alumnos en una escuela y mate 4-5 niños inocentes, 2. no tenemos los barrios llenos de drogadictos tirados por las calles buscando dinero a toda costa para conseguir la droga, 3. contamos con una sociedad que no tiene que lamentar escuadrones de la muerte ni asesinatos a sindicalistas y revolucionarios. 4. las mujeres gozan de la libertad de regir sus cuerpos y no tener que pedirle permiso a nadie para su planificación familiar. 5. no hay niños muriendo de enfermedades curables por falta de atención médica ni durmiendo en las calles ni sin llevarse un alimento a la boca durante todo el día.6. Tampoco hay niños y niñas víctimas de prostitución infantil y de abusos por Facebook para darle el gusto a los pedófilos que pagan por ver torturas en tiempo real y violaciones de todo tipo.

¿Cuál es la burbuja que tenemos que romper?

La del acomodamiento, esa que llena las calles de gente que no quiere trabajar, de aquellos que nunca trabajaron para el Estado y ahora son los que necesitan en su vejez de asistencia social porque nunca movieron un dedo, en su inmensa mayoría, para ser útiles, o los que pensaron que el maná caía del cielo y no había que ir a buscarlo con sudor y sacrificios.

Vamos a buscar todos los alfileres disponibles para reventar la burbujas innecesarias de la corrupción, del mal manejo de los recursos, de las permanentes exigencias sin aportar nada, esas las vamos a reventar y mantendremos por tanto, las que se modificarán por nosotros mismos y con nuestros propios esfuerzos.

De esos, no necesitamos nada, estoy segura que no tendremos que ir a buscar nada que nos puedan dar aquellos que tienen la intención de destruirnos mediante una invasión extranjera. Ni tampoco necesitamos la zanahoria amarrada al palo para ver si podemos llegar a agarrarla alguna vez. Aquí sobran hombres y mujeres de todas las edades para hacer una sociedad mejor.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí