Foto: Internet

El expresidente de Bolivia, Evo Morales, fue dado de alta este domingo luego de permanecer casi dos semana en una clínica donde recibió tratamiento por Covid-19, en la ciudad de Cochabamba, ubicada del centro del país.

El líder indígena, quien se veía más delgado, hizo el anuncio en una breve conferencia de prensa, junto a los médicos que lo atendieron en la clínica Los Olivos de Cochabamba.

‘Una junta médica estableció que salí de este problema, estoy casi convencido que cuando uno se propone se puede salvar la vida’, dijo a los reporteros, a tiempo de agradecer a los médicos que lo atendieron y a todo el personal de la clínica.

‘Voy a mi casa para recuperarme, haré fisioterapia y los médicos dijeron que no puedo tener contacto con nadie’, agregó al priorizar la vida sobre la política en estas circunstancias.

Los médicos, por su parte, confirmaron que el expresidente no presenta complicaciones por la Covid-19 y le recomendaron reposo y abstenerse de recibir visitas. Tras salir de la clínica, Morales escribió en Twitter que ‘en momentos en que sufrimos un rebrote de la pandemia, son importantes las medidas de prevención y cumplir con las recomendaciones médicas para que nadie falte en la familia. áCuidarnos es cuidar también a los otros!’.

‘Es importante el apoyo de amigos y vecinos, y la solidaridad que nos ayuda a superar unidos la adversidad para salir adelante. áUnidos venceremos y viviremos!’, agregó .

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí