Imagen: Razones de Cuba
Imagen: Razones de Cuba

Lo llamaron temprano en la mañana, le dijeron que se lanzara del avión, no lo pensó más de dos veces, ya le habían hecho la transferencia. Entonces, con la tarjeta llena de dinero y los bolsillos con picazón, decidió jugársela y como un drogadicto, se dejó caer al vacío en estado de estasis.

Milagrosamente conservaba la vida después de un impacto contra el duro concreto de la realidad. Con su propio cordón tropieza más de 100 veces y ahora anda modo zombi, un poco «confundido», ya no ve la diferencia entre lo pacífico y una serie de misiles cayendo del cielo.

En serio Yunior, recupérate y deja que ese «intelecto» que tienes baje de la cabeza a los pies, andas en malos pasos. La verdad que tus palabras respecto a Cuba, ni siquiera parecen que vengan de alguien con estudios, alguien serio. Quizás tú si seas capaz de discernir entre la realidad y la manipulación. Pero hasta el momento pareces un simple peón de la Florida.

Yunior eres un simple peón, desde la intelectualidad los análisis siempre deberían llevarse a cabo desde un enfoque multiperspectivo y crítico, tú, en cambio, te pareces un poco a Rosa María Payá. Parece que después del duro golpe contra el suelo se te quedó el disco rayado, cambia ese tema subversivo, déjate de «pacifismo», que tus «dealers» son los que financian las campañas bélicas más sanguinarias del mundo.

Yunior, ¿conoces algo acerca de la Primavera Árabe? En tal caso, analiza críticamente la situación actual en Siria, Yemen, Libia. Son tus «dealers» Yunior esos que te pagan con la «green currency». Te invito a que estudies un poco sobre esos temas Yunior, no se puede siquiera hacer una contra decente en pañales, ¿o es que lo sabes? Yo pienso que sí, pienso que te ves de director de la obra imaginaria «nueva primavera para Cuba”, pero Yunior, «Cuba es un eterno verano».

Al final no importa cuantas veces te tires de la avioneta, estas destinado a estrellarte, es tu trágico final, yo estaré como parte del público, quiero ver como termina tu obra, te deseo, al fin y al cabo, mucha mierda.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí