Foto: Internet

Autor: Eduardo Palomares Calderón | palomares@granma.cu

«Inolvidable Vilma, a 14 años de su desaparición física, sigue viva en la profunda obra que convirtió a la mujer en protagonista fundamental de la Revolución Cubana y en sus incontables aportes a la liberación femenina en el mundo».

Un ramo de flores dedicado por su compañero en la vida y la lucha revolucionaria, el General de Ejército Raúl Castro Ruz, iluminó temprano en la mañana el homenaje tributado a la heroína de la Sierra y el Llano, Vilma Espín Guillois, ante la roca monumento que guarda sus cenizas, al cumplirse 14 años de su desaparición física este 18 de junio.

Poco antes de la salida del sol tuvo lugar el depósito a cargo del jefe del Ejército Oriental, general de división Agustín Peña Porres, y del coronel Alberto Vázquez García, fundador del Segundo Frente Oriental Frank País García (en el cual se incorporara Vilma a la guerrilla comandada por Raúl), y director del complejo histórico que acoge el mausoleo a los héroes y mártires de la agrupación rebelde.  

Las flores dedicadas por Raúl a Vilma fueron colocadas por el general de división Agustín Peña y el coronel ® Alberto Vázquez. Foto: Yuzdanis Vicet

La ceremonia estuvo encabezada por la miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas, Teresa Amarelle Boué, quien desplegó la cinta de una ofrenda floral colocada a nombre del pueblo de Cuba al pie del monolito, acompañada por la primera secretaria del Partido en este municipio santiaguero, Leyanis Riquelme Batista.   https://platform.twitter.com/embed/Tweet.html?dnt=false&embedId=twitter-widget-0&features=eyJ0ZndfZXhwZXJpbWVudHNfY29va2llX2V4cGlyYXRpb24iOnsiYnVja2V0IjoxMjA5NjAwLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X2hvcml6b25fdHdlZXRfZW1iZWRfOTU1NSI6eyJidWNrZXQiOiJodGUiLCJ2ZXJzaW9uIjpudWxsfSwidGZ3X3R3ZWV0X2VtYmVkX2NsaWNrYWJpbGl0eV8xMjEwMiI6eyJidWNrZXQiOiJjb250cm9sIiwidmVyc2lvbiI6bnVsbH19&frame=false&hideCard=false&hideThread=false&id=1405842838248734721&lang=es&origin=http%3A%2F%2Fwww.granma.cu%2F&sessionId=1836713f48ad5e395ca5b5ea7a94b299c023408b&siteScreenName=Granma_Digital&theme=light&widgetsVersion=82e1070%3A1619632193066&width=550px

Como expresión de la continuidad de las nuevas generaciones, Amarelle Boué y otras dirigentes presentes entregaron en tan simbólico escenario el carné de integrantes de la Federación de Mujeres Cubanas que durante muchos años presidiera Vilma, a un grupo de adolescentes cumplidoras de los 14 años de edad exigidos en la organización femenina.

En tributo a Vilma la entrega del carné de la FMC a nuevas integrantes de la organización estuvo a cargo de Teresa Amarelle. Foto: Yuzdanis Vicet

A lo largo del país Vilma renace todos los días en la fuerza renovadora de la Revolución, y especialmente en esta serranía del Segundo Frente en cada orquídea y los helechos que brotan del jardín que pidió plantar junto a la roca monumento, en la sonrisa de los niños cubanos y, por qué no, en cada una de los incansables mujeres que ahora combaten por la salud de Cuba y el mundo.

No hubo tarea que no acometiera con desvelo y pasión, de ahí que al destacar en la reflexión que le dedicara tras su muerte esa incesante batalla por las mujeres, los niños y las familias cubanas dentro de la Isla, y fuera de esta en cada tribuna internacional por las féminas del mundo, el Comandante en Jefe Fidel Castro dijera que «el ejemplo de Vilma es hoy más necesario que nunca».

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí