El General de Ejército Raúl Castro Ruz junto a al pueblo
El General de Ejército Raúl Castro Ruz junto a al pueblo

Por Miguel Febles Hernández

El año 2011 marcó el inicio de una década signada por la introducción, de manera gradual y progresiva, de profundos cambios estructurales y de conceptos en el modelo económico del país, dirigidos a perfeccionar y preservar el socialismo, ajustado a las condiciones de Cuba, y no a volver al pasado capitalista y neocolonial derrocado por la Revolución.

En ese periodo, colmado de grandes retos y peligros para la patria, la máxima dirección del Partido, encabezada a partir de ese año por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, estableció, como principal tarea estratégica, la recuperación económica de la nación y su desarrollo perspectivo bajo principios de sustentabilidad y eficiencia.

CONGRESO POR EL FUTURO DE LA PATRIA

Tras un proceso de amplio carácter democrático y transparente, en el que participaron más de ocho millones de cubanos para debatir acerca de los principales documentos que serían sometidos a su consideración, tuvo lugar, entre el 16 y el 19 de abril de 2011, el 6to. Congreso del Partido Comunista de Cuba.

La fecha no podía ser más simbólica: justo en el aniversario 50 de la victoria sobre la invasión mercenaria por Playa Girón, se gestaron decisiones trascendentales, como la actualización del modelo económico cubano y la aprobación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución. En ese Congreso, fue electo el General de Ejército como Primer Secretario, y como Segundo Secretario José Ramón Machado Ventura. El Comandante en Jefe manifestó su interés de no integrar el Comité Central, y expresó sus razones en un emotivo mensaje, en el que hizo saber que le parecía grata la idea de limitar, a dos periodos consecutivos de cinco años, el desempeño de los cargos políticos y estatales fundamentales.  

A partir de lo aprobado en ese Congreso, el General de Ejército Raúl Castro Ruz alertó que una tarea de tamaña dimensión no era un milagro que podía obrarse de la noche a la mañana, y definió, como fórmula de éxito en la conducta colectiva: el orden, la disciplina y la exigencia.

UN SOLO PARTIDO COMO SOSTÉN DE LA UNIDAD

El 2012 abrió con la celebración de la Primera Conferencia Nacional del Partido, la que resultó, en la práctica, una continuación del 6to. Congreso de la organización, decidida a perfeccionar los métodos y estilo de trabajo para situarse a la altura que demandaban las transformaciones en marcha.

«No olvidemos –remarcó el Primer Secretario– que solo el Partido, como institución que agrupa a la vanguardia revolucionaria y garantía segura de la unidad de los cubanos en todos los tiempos, puede ser el digno heredero de la confianza depositada por el pueblo en el único Comandante en Jefe de la Revolución Cubana, el compañero Fidel Castro Ruz».

CUBA RECIBE A SU SANTIDAD BENEDICTO XVI

En coincidencia con el aniversario 400 del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, a finales de marzo de 2012 Cuba recibió, con afecto y respeto, a su Santidad Benedicto xvi, quien tuvo la oportunidad de conocer mejor al pueblo del archipiélago y constatar las justas causas que defiende.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz le expresó satisfacción por las relaciones entre la Santa Sede y la Isla, siempre basadas en la comprensión mutua y en las apreciaciones comunes sobre asuntos vitales para la humanidad, entre estos, la necesidad imperiosa de alcanzar la dignidad plena del ser humano.

«Somos conscientes de que esta no solo se construye sobre bases materiales, sino también sobre valores espirituales, como la generosidad, la solidaridad, el sentimiento de justicia, el altruismo, el respeto mutuo, la honradez y el apego a la verdad», refirió Raúl.

SANDY GOLPEA CON SAÑA AL ORIENTE CUBANO

Octubre de 2012 tuvo en el huracán Sandy a un nefasto visitante que provocó, en especial en Santiago de Cuba, Guantánamo y Holguín, la muerte de 11 ciudadanos y pérdidas económicas que ascendieron a casi 7 000 millones de pesos, la mayor parte en viviendas e inmuebles, en la agricultura y en infraestructuras vitales.

En aquellos aciagos momentos, el Primer Secretario del Comité Central del Partido reconoció que el panorama era ciertamente desolador, pero, vencido el desconcierto inicial, con el apoyo material y la solidaridad de todos los cubanos, comenzaba de inmediato la recuperación en las tres provincias más afectadas.

ASEGURAR LA CONTINUIDAD DE LA REVOLUCIÓN

El 24 de febrero de 2013, fecha de alto simbolismo patriótico, se efectuó la sesión constitutiva de la Asamblea Nacional del Poder Popular en su 8va. Legislatura, además de conformarse el nuevo Consejo de Estado, momento de especial trascendencia en la configuración gradual de la dirección futura del país.

Esos pasos definitorios fueron resaltados por Raúl, quien expresó que «la mayor satisfacción es la tranquilidad y serena confianza que sentimos al ir entregando a las nuevas generaciones la responsabilidad de continuar construyendo el socialismo, y con ello asegurar la independencia y la soberanía nacional». 

A aquellos que, dentro o fuera del país, con buenas o malas intenciones, alientan a ir más rápido, les recordó, una vez más, que el proceso de transformaciones en marcha continuaría sin prisa, pero sin pausa, sin terapias de choque contra el pueblo y sin dejar a ningún ciudadano desamparado.

PRESERVAR LA UNIDAD DE TODOS LOS CUBANOS DIGNOS

La conmemoración, en Santiago de Cuba, del aniversario 60 del ataque a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, permitió apreciar una ciudad en franca recuperación, a nueve meses del paso devastador del huracán Sandy por la región oriental del país, que dejó cuantiosas pérdidas materiales.

Luego de evocar hechos trascendentales de la última etapa de la lucha insurreccional, expresó que han pasado los años, pero esta sigue siendo una Revolución de jóvenes, que no descuida la importancia estratégica que tiene preservar, por encima de todo, la unidad de todos los cubanos dignos.

HONOR AL VERDADERO PROTAGONISTA DE LA REVOLUCIÓN

De nuevo en Santiago de Cuba, el 1ro. de enero de 2014, esta vez para conmemorar el aniversario 55 del triunfo de la Revolución, el Primer Secretario del Comité Central del Partido afirmó que la victoria fue posible, en primer lugar, gracias a la inmensa capacidad de resistencia y de lucha del noble pueblo cubano.

En sus palabras, rindió merecido tributo a quienes entregaron sus vidas en montañas, campos y ciudades, a los combatientes rebeldes y luchadores clandestinos, a aquellos que después del triunfo cayeron en otras honrosas misiones, y a todos los que dedicaron su juventud y energías a construir el socialismo.

«Han sido, recordó, 55 años de incesante lucha frente a los designios de varias administraciones norteamericanas que, con mayor o menor hostilidad, no han cejado en el propósito de cambiar el régimen económico y social fruto de la Revolución, apagar su ejemplo y reinstaurar el dominio imperial sobre nuestra Patria».

OPTIMISMO Y CONFIANZA EN EL FUTURO

La firma por todos los Jefes de Estado y de Gobierno de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, constituyó el hito de mayor trascendencia de la Segunda Cumbre de la Celac, efectuada en La Habana, el 28 de enero de 2014, y de la cual Cuba, ejercía en ese momento, la presidencia pro tempore.

Vísperas del histórico acontecimiento, fue inaugurada la primera etapa de la Terminal de Contenedores de Mariel, obra que Raúl calificó como una muestra del optimismo y la confianza con que los cubanos miran al futuro socialista y próspero de la Patria.

El hecho constituyó un ejemplo elocuente de cómo, sobre la base de la cooperación y la solidaridad, los países de América Latina y el Caribe pueden enfrentar cualquier desafío y utilizar los recursos de manera soberana, en función de un verdadero proceso de desarrollo que contribuya al bienestar de sus pueblos.

CAPÍTULO INÉDITO EN LAS RELACIONES CUBA-ESTADOS UNIDOS

El 17 de diciembre de 2014, el Presidente Raúl Castro Ruz anunciaba al mundo la decisión de los gobiernos de Cuba y de Estados Unidos de restablecer las relaciones diplomáticas, fruto de conversaciones al más alto nivel, que permitieron avanzar en la solución de temas de interés para ambas naciones.

Como parte de los asuntos acordados, ese día regresaron a la Patria Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, quienes, junto a René González y a Fernando González, fueron acogidos por el pueblo como verdaderos héroes, tras cumplir largos años de injusto encierro en prisiones estadounidenses.

Al referirse a los progresos alcanzados, Raúl explicó que eran una demostración de cómo se puede aprender el arte de convivir, de forma civilizada, con nuestras diferencias, aunque en el largo camino por transitar quedaba por resolver lo esencial: el cese del bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba.

AIRES DE CAMBIO EN LAS RELACIONES CON LA ISLA

Tras ser excluida de seis foros hemisféricos anteriores, como castigo por su conducta vertical en defensa de sus legítimos derechos y de las causas nobles de otros pueblos hermanos, Cuba participó, en la 7ma. Cumbre de las Américas, efectuada en Panamá, en abril de 2015.

Al frente de la delegación de la Isla, el General de Ejército Raúl Castro Ruz agradeció la solidaridad de todos los

países de América Latina y el Caribe, que hizo posible la presencia cubana, por primera vez en el cónclave, una clara señal de los aires de cambio a favor de la autodeterminación y la unidad continental.

La Cumbre, reconoció Raúl, fue espacio propicio para que la región reiterara el apoyo a la justa lucha de nuestro pueblo frente al bloqueo, y planteara la necesidad de modificar la naturaleza de las relaciones hemisféricas en una época en que ya no puede tratársele como traspatio del imperio.

CUBA , PAÍS DE PAZ

Cuatro intensos y emotivos días vivió en Cuba el papa Francisco, quien, en septiembre de 2015, visitó las ciudades de La Habana, Holguín y Santiago de Cuba; ofició tres misas; compartió con Fidel en visita de cortesía; oró ante la Virgen de la Caridad del Cobre, y se ganó el aprecio y la admiración de los cubanos.

Al año siguiente, La Habana acogió otro suceso inédito: la reunión entre Francisco, Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, y el patriarca Kirill, líder de la Iglesia Ortodoxa Rusa, sellada a través de una declaración que establecía la necesidad de superar las diferencias históricas y de unir los esfuerzos en beneficio del bien común.

«Cuba seguirá apoyando la paz», aseguró Raúl en la ocasión, a la par que reiteró el compromiso que la nación tenía entonces, como mediadora, en la resolución del conflicto en Colombia; una vocación que el Papa Francisco, antes de partir, reconoció en palabras de profunda gratitud: «(…) si sigue así, Cuba será la capital de la unidad».

ESTADOS UNIDOS-CUBA: LARGO CAMINO POR RECORRER

Un momento significativo resultó la visita de Barack Obama a la Isla en marzo de 2016, primera de un mandatario de ese país después de 88 años, en la que apreció la hospitalidad de los cubanos, quienes nunca han abrigado sentimientos de hostilidad contra el pueblo estadounidense.

Transcurridos 15 meses del anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas, se habían obtenido resultados concretos; sin embargo, quedó claro que mucho más podría hacerse si se levantara el bloqueo, considerado el obstáculo principal para el desarrollo económico de Cuba y el bienestar de su pueblo.

«Coincidimos en que nos queda por delante un largo y complejo camino a recorrer, pero lo importante es que hemos comenzado a dar pasos para construir una relación de nuevo tipo, como la que nunca ha existido entre Cuba y los Estados Unidos», declaró el General de Ejército.

EL RUMBO YA ESTÁ TRAZADO

A cinco años de la cita anterior, y como continuidad lógica en el tratamiento de asuntos estratégicos para el presente y el futuro de la nación, se efectuó, entre el 16 y el 19 de abril de 2016, el 7mo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, el último con la presencia del líder histórico de la Revolución, Fidel Castro Ruz.

El evento analizó los proyectos acerca de la conceptualización del Modelo económico y social de desarrollo socialista, y las bases del Plan nacional de desarrollo económico y social hasta 2030, documentos que fueron sometidos, luego, a un amplio proceso de consultas, antes de ser aprobados de manera definitiva por el Comité Central, el 18 de mayo de 2017.

«El rumbo ya está trazado», aseguró Raúl, para definir que el ritmo de las transformaciones dependería del consenso que se logre forjar al interior de la sociedad, y de la capacidad organizativa que se alcance para introducir los cambios necesarios sin precipitaciones, ni mucho menos improvisaciones.

HOMENAJE DEl PUEBLO AL COMANDANTE INVICTO

Tarde en la noche del 25 de noviembre de 2016, informó el deceso de Fidel, hecho que llenó de dolor y tristeza a todo el pueblo, el que, profundamente conmovido por su irreparable pérdida física, acudió de forma masiva a los actos de homenaje y a hacer suyo el juramento de fidelidad a la obra revolucionaria.

Tras rendir honores póstumos en la capital del país, a su paso por campos y ciudades, el cortejo fúnebre con las cenizas del Comandante en Jefe de la Revolución recibió el testimonio de amor de todos los cubanos, hasta arribar al destino definitivo en el Cementerio Santa Ifigenia, de Santiago de Cuba.

Tras agradecer las muestras de afecto y respeto llegadas desde todos los confines del planeta, su hermano, y compañero inseparable, expresó que el mejor monumento a Fidel, quien legó su ejemplo imperecedero, su irrenunciable optimismo y fe en la victoria, es hacer realidad el concepto de Revolución.

TRUMP RETOMA ESTRATEGIA DE CONFRONTACIÓN

La llegada a la Casa Blanca, en enero  de 2017, de un gobierno republicano, encabezado por Donald Trump, pronto retomó la acostumbrada confrontación, en especial dirigida a recrudecer el bloqueo económico, comercial y financiero.

La mayor evidencia de la retrógrada política de esa administración radicó en la aplicación de más de 240 medidas, a fin de profundizar los perjuicios del archipiélago y hacer padecer a su pueblo.

HURACÁN IRMA PONE A PRUEBA A LOS CUBANOS

Entre el 8 y el 10 de septiembre de 2017, el huracán Irma arremetió con fuerza contra 12 provincias del país, especialmente a lo largo de toda la costa norte, ocasionando la muerte de diez personas y pérdidas materiales calculadas en más de 13 000 millones de pesos.

En su condición de Presidente del Consejo de Defensa Nacional, el General de Ejército Raúl Castro Ruz reconoció el espíritu de resistencia y de victoria del pueblo, que supo enfrentar el evento meteorológico y la nada fácil etapa de la recuperación con organización, unidad, disciplina y solidaridad.

«Los resultados alcanzados confirman la vigencia y validez de la doctrina de la Guerra de Todo el Pueblo y la organización del Sistema Defensivo Territorial, como pilares para resistir y vencer cualquier evento o amenaza, ya sea proveniente de la naturaleza o de otra índole», aseveró.

«La mayor satisfacción es la tranquilidad y serena confianza que sentimos al ir entregando a las nuevas generaciones la responsabilidad de continuar construyendo el socialismo, y con ello asegurar la independencia y la soberanía nacional». Foto: Estudios Revolución

LA OBRA MÁS HERMOSA QUE HEMOS HECHO

A partir de la decisión de extender el mandato de los diputados del Parlamento y de los delegados de las asambleas provinciales, a causa de las graves afectaciones ocasionadas por el huracán Irma, la sesión constitutiva de la 9na. Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular tuvo lugar en abril de 2018.

El órgano legislativo eligió a Miguel Díaz-Canel Bermúdez como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, un paso que, al decir del compañero Raúl, no fue fruto del azar ni de apresuramientos, sino parte del proceso de transferencia paulatina y ordenada de los principales cargos a las nuevas generaciones.

Al insistir en la imperiosa necesidad de salvaguardar el arma más poderosa, la unidad indestructible de todos los revolucionarios, el General de Ejército expresó sentir «honda satisfacción, junto al pueblo heroico de Cuba, por la obra consolidada de la Revolución, la obra más hermosa que hemos hecho».

CUBA FIRME Y VICTORIOSA,  60 AÑOS DESPUÉS

El 1ro. de enero de 2019 Cuba conmemoraba el aniversario 60 del triunfo revolucionario, para iniciar un proceso que, a lo largo de seis décadas, no ha tenido un minuto de sosiego, ante los intentos de 12 administraciones estadounidenses de forzar un cambio de régimen, por una u otra vía, o con mayor o menor agresividad.

El Primer Secretario del Partido reiteró la disposición de convivir civilizadamente, pese a las diferencias, en una relación de paz, respeto y beneficio mutuo, además de ratificar la convicción de que cualquier estrategia para destruir la Revolución enfrentará el más decidido rechazo del pueblo cubano.

«A 60 años del triunfo, aseguró, podemos afirmar que estamos libres de espanto, no nos intimidan el lenguaje de fuerza ni las amenazas, no nos intimidaron cuando el proceso revolucionario no estaba consolidado, no lo lograrán ni remotamente ahora en que la unidad del pueblo es una indestructible realidad».

EL PUEBLO COMO VERDADERO CONSTITUYENTE

En sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional del Poder Popular, fue proclamada, oficialmente, el 10 de abril de 2019, la nueva Constitución de la República, justo al conmemorarse el aniversario 150 de la primera Carta Magna de Cuba, aprobada en Guáimaro por los iniciadores de las guerras por la independencia.

Previamente, el pueblo se convirtió en el verdadero constituyente, al participar, de manera activa, en un amplio proceso de consultas sobre el contenido del proyecto, que conllevó la modificación de casi el 60 % de su articulado, para luego recibir su respaldo mayoritario en referéndum efectuado el 24 de febrero de ese año.

«La Constitución que hoy proclamamos, afirmó Raúl, garantiza la continuidad de la Revolución y la irrevocabilidad de nuestro Socialismo, además de sintetizar las aspiraciones de todos los que, a lo largo de más de 150 años, han luchado por una Cuba libre, independiente, soberana y de justicia social».

El inicio hoy del 8vo. Congreso del Partido Comunista de Cuba, constituirá, sin duda, otro de esos hitos de un país conducido cabalmente por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, cuya obra tiene un reflejo fiel en la ejemplaridad de una nación que, en el difícil contexto de una pandemia asoladora y el recrudecimiento del bloqueo y la subversión financiada por EE.UU. creció en su prestigio mundial como referencia de la solidaridad, es paradigma del desarrollo de la ciencia, y causa admiración por ser modelo de resistencia y de defensa de su plena soberanía.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí