Internet
Internet

Las fuerzas estadounidenses presentes ilegalmente en el territorio de Siria trasladaron a decenas de terroristas de la organización del Estado Islámico (Daesh, en árabe) a una de sus bases en el sur de la provincia nororiental de Hasakeh.

Al menos 60 extremistas de esta agrupación inscrita en la lista del terrorismo internacional, fueron trasladados a la base de al-Shadadi donde se entrenan para emplearlos en ataques contras intereses del Estado sirio, informaron activistas locales a la agencia oficial SANA.

Esos radicales, según el medio, fueron sacados de las prisiones controladas por la milicia separatista Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), apadrinada por Washington, y el proceso de traslado se efectuó con intensa cobertura de los helicópteros y aviones de reconocimiento.

En abril último, el Pentágono trasladó en helicópteros a un grupo de 50 extremistas al campo petrolero Al-Omar donde Washington estableció una base ahí.

La misión de esos mercenarios se centra en desestabilizar las zonas controladas por el gobierno al atacar puntos del ejército sirio y comunidades civiles, además de proteger las instalaciones petroleras ocupadas por tropas norteamericanas, informó la agencia oficial SANA.

De acuerdo a Damasco, Washington ofrece refugio y protección a los terroristas en sus bases donde los entrena y arma para utilizarlos al servicio de planes desestabilizadores.

Denunció en este sentido que los recientes ataques del Daesh contra militares y civiles en el desierto son planificados y facilitados por las fuerzas estadounidenses que les ofrecen armas e información de inteligencia con el fin de prolongar la guerra en esta nación del Levante.

Tomado de CubaSì

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí