El Dr. Manuel Romero Placeres, director del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kouri (IPK), uno de los centros que atienden a los pacientes diagnosticados con el SARS-CoV2, un nuevo coronavirus identificado como la causa de la enfermedad COVID-19, ofrece declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias (ACN), en La Habana, Cuba, el 2 de abril del 2020. ACN FOTO/Marcelino VÁZQUEZ HERNÁNDEZ/ogm

La Habana, 2 abr (ACN) Cuba puede controlar una posible gran epidemia a causa de la COVID-19 gracias a su sistema de salud y organización planificada, aseguró hoy el doctor Manuel Romero Placeres, director del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK).

En conversación con la Agencia Cubana de Noticias, explicó que en general la evolución de los ingresados por el nuevo coronavirus en el centro ha sido favorable y si bien hay pacientes en estado grave debido a complicaciones propias de la enfermedad, prevalecen las altas médicas como la de la ciudadana cubana de 94 años.

Tres semanas después de la confirmación de los primeros casos de la COVID-19 en Cuba, Romero Placeres reveló que no puede calificarse de brusco el incremento de estos, en cambio, se aprecia una respuesta a partir de las medidas tomadas en el país.

Expresó que de conjunto con otras entidades, el IPK desarrolla diferentes protocolos de diagnóstico, ya sea por kit rápido o PCR en tiempo real, y atención, al utilizar diferentes medicamentos que se emplean en el mundo para combatir la pandemia.

Siempre los protocolos son diferentes porque los pacientes son diferentes y a cada uno se le brinda atención específica, enfatizó el epidemiólogo.

En relación con los test rápidos que hoy se implementan, afirmó que estos posibilitan la realización de un diagnóstico inicial de casos positivos que se muestran asintomáticos, los que son ingresados inmediatamente para su confirmación través del exudado nasofaríngeo.

Romero Placeres manifestó que todos debemos estar alertas, pues el nuevo coronavirus se puede confundir inicialmente con una arbovirosis, al presentar síntomas febriles y en ausencia de cuadro respiratorio, añadió es similar también en esta fase a una influenza o catarro común.

El director expresó que el IPK se prepara para la actual situación desde diciembre pasado, en tanto admitió que nunca pesaron que la enfermedad alcanzara los niveles actuales, los que requieren de acción de todos los países o las cifras de infectados y fallecidos superará a las de pandemias anteriores, acotó.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí