Foto: Internet

Los acontecimientos ocurridos el 11 y 12 de julio forman parte de una operación política- comunicacional para reflejar el supuesto «#estallidosocial» y promover un «cambio de régimen», en medio de la situación epidemiológica del país y el recrudecimeinto del cerco genocida del gobierno de #EstadosUnidos. Durante los últimos días, este noticiero ha mostrado evidencias de un golpe blando financiado desde Washington.

El material que les ofrecemos a continuación revela el vínculo entre organizaciones contrarrevolucionarias radicadas en el exterior y elementos terroristas con ciudadanos cubanos que participaron en esos actos vandálicos y hechos violentos para subvertir el orden constitucional en #Cuba.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí