Foto: Presidencia Cuba

El coronel Mario Méndez Mayedo, jefe de la Dirección de Identificación, Inmigración y Extranjería del Ministerio del Interior, precisó en la Mesa Redonda que desde este 7 de abril no existirá en Cuba algún extranjero con menos de 15 días de estancia en el país, al tiempo que puntualizó que existen 8 466 extranjeros residentes de forma permanente, así como otros 23 000 con estancia temporal (estudiantes, diplomáticos o periodistas…).

Méndez Mayedo expresó que existen en Cuba 1 737 extranjeros alojados en casas de familiares, un aspecto permitido por las leyes del país, y comentó también que se trabaja con el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Turismo en función de evacuar a quienes quedaron varados en Cuba por el cierre de fronteras de sus países.

Para este último aspecto es vital la concentración de los extranjeros en los hoteles, de manera que a la hora de regresar a sus naciones estén ubicados en un mismo sitio. En la Mesa Redonda se añadió que hasta las 3:20 de la tarde de este 6 de abril existían en el país 569 extranjeros en hostales, pero cuando comenzó el plan de enfrentamiento a la covid-19 permanecían 14 000 bajo esta modalidad de alojamiento.

Dijo que se mantienen en Cuba 13 496 visitantes. Igualmente en el mundo se encuentran 478 466 cubanos, de ellos 447 466 por asuntos particulares y 31 000 en misiones oficiales.

En La Habana, se decidió este lunes incrementar las acciones contra la pandemia en el municipio del Cerro y se definirán acciones a realizar en Diez de Octubre, Cotorro, Playa y La Habana del Este.

Reinaldo García Zapata, gobernador de La Habana, explicó que, para contener la pandemia, se han tomado medidas como garantizar el aislamiento social, principalmente de los enfermos, sospechosos y contactos directos de los contagiados. Con ese fin se activaron 26 centros de servicios para el transporte, el avituallamiento y la distribución de los productos imprescindibles de forma equitativa.

Abrir puntos de venta y desconcentrar las ofertas para evitar las aglomeraciones; regular la venta de las producciones agropecuarias en los mercados; asegurar la distribución de los productos de la canasta básica, con refuerzo en los granos y el módulo de aseo; higienización diaria, y garantizar el refuerzo del transporte en función de las necesidades médicas, son varias de las medidas adoptadas en La Habana.

Algo atendido con prioridad ha sido la distribución del agua con la puesta en marcha de la conductora de la cuenca sur, la habilitación de pozos y la movilización de carros cisternas (pipas).

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí