Foto: Internet

Científicos del Reino Unido afirman haber hecho «un gran avance» en el tratamiento de los pacientes que sufren covid-19 al encontrar que el fármaco dexametasona reduce la tasa de mortalidad de los pacientes con ventilación artificial en aproximadamente un tercio en comparación con el grupo que recibió atención estándar, informan medios británicos.

Se precisa que el riesgo de muerte para los pacientes graves con ventilación artificial se redujo del 40 % al 28 %. Martin Landray, profesor de Medicina y Epidemiología en el Departamento de Salud de la Población en la Universidad de Oxford y uno de los principales autores del estudio, ha explicado que estos hallazgos sugieren que por cada 8 pacientes tratados con ventiladores, se podría salvar a uno si los pacientes reciben dexametasona.

En el grupo de pacientes que recibieron dexametasona, pero no necesitaban un ventilador para respirar, la tasa de mortalidad cayó un quinto en comparación con la atención estándar. Al mismo, según la investigación, el fármaco no tuvo ningún efecto en los pacientes que no requirieron asistencia respiratoria (mediante un ventilador o máscara con oxígeno).

Durante la investigación, la dexametasona —un esteroide que fue creado hace aproximadamente 60 años— se probó en 2.104 pacientes y los resultados de su uso se compararon con los de 4.321 personas con covid-19 que recibieron una atención estándar.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí