La planta de YPFB (empresa hidrocarburífera boliviana) en Senkata, en el distrito 8 de El Alto, se encontraba bloqueada por manifestantes que piden la renuncia de la autoproclamada presidenta golpista Jeanine Áñez y luchan contra el golpe de Estado.

Según los corresponsales en el lugar, tras una brutal represión el Ejército logró sacar una tanda de camiones de combustible y garrafas, pero luego los alteños volvieron a bloquear a tres cuadras de la planta.

Los manifestantes se están reagrupando luego de haber sido dispersados por el enorme operativo militar y policial.

La Policía disparó gases lacrimógenos desde helicópteros, pero los manifestantes se reagruparon y tiraron abajo una de las paredes de la planta con el objetivo de volver a bloquear.

Tomado de La Comuna

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí