Internet
Internet

 Por: Nuria Barbosa LeónMilagros Pichardo 

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, lamentó la muerte de varias personas como consecuencia de la irrupción de seguidores del mandatario de EE. UU., Donald Trump, en el Congreso de ese país. En su cuenta en Twitter, el jefe de Estado cubano condenó ese hecho, así como la violencia y las expresiones supremacistas.

Luego de una jornada de extremo terror, calificada por los propios medios de ese país como una sacudida al corazón de la democracia estadounidense, el vicepresidente Mike Pence declaró que Joe Biden obtuvo 306 votos, más de los 270 necesarios, para convertirse en el presidente número 46 de EE. UU., informó Prensa Latina. También se dio a conocer que el actual presidente aceptó la transición de mando, según confirmó The New York Times.

En uno de sus mensajes en Twitter, el nuevo mandatario escribió que se siente honrado y lleno de humildad por la confianza que el pueblo deposita en él y en la vicepresidenta, Kamala Harris. «Ahora que terminó la campaña, es hora de dejar atrás la retórica dura, y unirnos como nación», agregó.

Pese al fatal desenlace de la demostración de fuerza de los partidarios de Trump y las inauditas imágenes del Capitolio que recorrieron el mundo, el magnate se niega a condenar los hechos, y justo por sus palabras engañosas y segregacionistas perdió su principal vía de comunicación: las redes sociales.  

Twitter, Facebook y Youtube bloquearon sus cuentas y cancelaron el contenido publicado por el mandatario. La primera de esas empresas dio a conocer que bloqueó de forma temporal la cuenta del gobernante y advirtió que esa medida podría ser permanente. La plataforma requirió al político que eliminara tres tuis por violaciones repetidas y graves de su política de integridad cívica; esto significa que el espacio del jefe de la Casa Blanca permanecerá interrumpido durante 12 horas, una vez que retire esos mensajes y, de no eliminarlos, la cuenta seguirá bloqueada, lo cual podría darse de forma permanente si ocurren futuras violaciones.

A través del video, publicado horas después de registrarse los hechos de devastación en la sede del Congreso estadounidense, Trump llamó a sus seguidores a mantener la paz y a regresar a sus casas, a la vez que repitió, sin presentar pruebas, que los comicios «fueron robados».

De acuerdo con Prensa Latina, el clip fue eliminado por Youtube y Facebook, y esta última plataforma anunció, además, que las restricciones al perfil del presidente continuarán al menos durante las próximas dos semanas y tal vez «indefinidamente», y el proceso también podría cumplirse en la red social Instagram, propiedad de la misma compañía, informó CNN.

De acuerdo con esa red social, adicionalmente buscará y eliminará contenidos que elogien o apoyen el asalto al Capitolio, llamados a llevar armas a lugares en todo el país, fotos o videos de los alborotadores, y cualquier intento de organizar más violencia en los próximos días.

No solo las redes sociales condenaron la actitud de Donald Trump, sino que múltiples figuras mundiales también lo hicieron. De acuerdo con el demócrata Barack Obama, jefe de la mansión ejecutiva de 2009 a 2017, la historia recordará la violencia incitada por el presidente en funciones como un momento de gran deshonor y vergüenza para EE. UU.

«Fue repugnante y desgarrador», sostuvo el exgobernante republicano George W. Bush. A juicio de Bill Clinton, presidente demócrata de 1993 a 2001, dicha acción fue alimentada por cuatro años de políticas venenosas que difundieron información errónea deliberada, sembraron desconfianza en el sistema norteamericano y enfrentaron a los estadounidenses entre ellos. Por su parte, el senador Bernie Sanders consideró que Trump pasará a la historia como el peor y más peligroso presidente de esa nación.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, expresó a través de un mensaje en Twitter que la violación al orden constitucional y el irrespeto a las instituciones

promovidos por el presidente Trump para anular la voluntad de los electores, reproduce las prácticas bochornosas que ee. uu. ha empleado contra el resto del mundo. Añadió que las acciones de vandalismo vividas el miércoles «son expresión de la crisis del sistema y resultado de un largo periodo de exclusión, manipulación, irresponsabilidad política e incitación al odio». Muchos otros líderes mundiales y los principales medios de prensa en Estados Unidos también repudiaron las acciones del miércoles.

De acuerdo con el diario The New York Times, el cuadro de terror y caos que conmocionó a la nación, causó la muerte a cuatro personas, varios agentes resultaron heridos y fue necesario activar a unos 1 100 integrantes de la Guardia Nacional.

Ante tanta incertidumbre, cabe preguntarse: ¿Quiénes fueron los que protagonizaron la irrupción en el Capitolio?

De acuerdo con CNN, la turba incluía, fundamentalmente, a miembros de QAnon y los Proud Boys, dos facciones de extrema derecha, que el presidente Trump se negó repetidamente a condenar durante su campaña electoral el año pasado.

Los seguidores de QAnon creen en una teoría absurda sobre la existencia de una camarilla de pederastas adoradores de Satanás, que se han infiltrado en los niveles más altos del gobierno estadounidense y se oponen al presidente Trump. Por su parte, los Proud Boys son una organización nacionalista, neofascista, solo para hombres, con vínculos con supremacistas blancos, y que promueve y se involucra en la violencia política.

Uno de los temas que más llamó la atención fue que muchos manifestantes ondeaban la polémica bandera confederada, símbolo de opresión, racismo y supremacía blanca. Y de acuerdo con bbc News, desde mediados del siglo XX, empezó a utilizarse como estandarte en contra de los distintos movimientos por los derechos civiles.

La policía de Washington publicó imágenes de cámaras de vigilancia de docenas de personas con las que quieren hablar como parte de la investigación por los disturbios, y el Buró Federal de Investigaciones (FBI) también ha pedido la colaboración para la identificación de los instigadores a la violencia.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí