«No podemos concebir sociedades justas, sin el logro de un desarrollo sostenible, sin patrones de crecimiento económico inclusivos y sin preservar el medioambiente. Cuba considera que entre las causas estructurales que conllevan a la ejecución  de delitos se encuentran la pobreza, el subdesarrollo, la exclusión social y la falta de oportunidades que prevalecen en la inmensa mayoría de los países, debido al actual injusto orden económico internacional», aseveró la delegación de Cuba durante su intervención en el xiv Congreso de Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Justicia Penal.

Según Cubaminrex, durante la cita virtual, el ministro de Justicia de Cuba, Oscar Manuel Silveira, reiteró el papel central de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito como entidad rectora para  brindar coherencia a la respuesta internacional en materia de prevención y lucha contra la delincuencia transnacional organizada.

Asimismo, resaltó la importancia de trabajar   «en   armonizar  las leyes y los sistemas penales para la prevención y enfrentamiento  a la corrupción, la trata de personas, el tráfico de migrantes, el tráfico de armas, sus piezas y componentes, y al tráfico, producción y consumo de sustancias prohibidas, en pleno respeto a las legislaciones nacionales y a la soberanía de los Estados». 

«Cuba rechaza y condena todos los actos, métodos y prácticas terroristas, en todas sus formas y manifestaciones. Expresamos nuestro enérgico rechazo a la injusta  y arbitraria inclusión de Cuba en la lista de Estados patrocinadores del terrorismo de Estados Unidos, a pesar de que somos  un Estado víctima de actos terroristas perpetrados durante años por el Gobierno norteamericano o por individuos y organizaciones que operan desde ese territorio con tolerancia de las autoridades», concluye el comunicado.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí