Internet
Internet

Una campaña comunicacional a gran escala fue lanzada contra Cuba desde los Estados Unidos para desestabilizar el orden interno del país y llevar al derrocamiento de la Revolución.

Empleando cuantiosos recursos, laboratorios sociales y herramientas de alta tecnología, la campaña se baso en la manipulación de datos y la propagación de noticias falsas para desacreditar a Cuba.

Operadores polìticos que lanzaron la etiqueta #SOSCuba en Twitter no solo incitaban a la violencia, a acciones terroristas, a la agresiòn a las autoridades, sino tambien al asesinato del Presidente de la Repùblica.

Estos mismos son los que incitaban a actos violentos contra nuestra embajada en Washignton y deliran con provocar un flujo migratorio irregular y descontrolado entre Cuba y Los Estados Unidos, una apuesta peligrosa sobre la cual se ha alertado al gobierno estadounidense.

Los operadores utilizaron de manera activa etiquetas, colectivos o grupos de robots, trolls, que son usuarios coordinados con medios automatizados para inundar las redes en la operación de desestabilización.

El 5 de julio desde un laboratorio mediático radicado en la florida se lanzó entonces en Twitter la campaña de «Intervención humanitaria en Cuba»

Es curioso que Twitter no aplicara sus propias regulaciones para que estas acciones no se consumaran, aun cuando habían llamados al magnicidio, y a la violencia.

Simultáneamente, hubo una operación contra los llamados influenciadores internacionales en donde utilizando determinados recursos automatizados tecnológicos y robóticos se les inundó sus cuentas con contenido falso, construyendo una realidad virtual que no existía en nuestro país para manipularlos.

Cuba denuncia una vez más estas acciones de desestabilización.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí