Internet
Internet

Desde temprano, en varias calles y plazas del país, el pueblo se pronuncia por su Revolución.

Cuba es de todos, No al bloqueo, No a la intervención, no son consignas concebidas para hoy, rayadas sobre un cartón para un cartel, con la prisa que exigen estos tiempos.

Son reclamos que hace muchísimo tiempo dice y repite nuestro pueblo en todas las tribunas que levanta, porque ese tanto tiempo ha sido el mismo en que nos han querido divididos, el mismo bajo el asedio económico del Norte, el mismo en que han deseado penetrar, para engullirnos.

Pero hoy serán levantadas otra vez por manos firmes, de una punta a la otra del país, para decir que la soberanía no se negocia, que quien vende la patria es un traidor, que las calles son de todos, pero de todos los que quieran compartirlas bajo el imperio de la paz, de la decencia, de la tranquilidad, y del respeto a nuestra integridad como nación.

Ni delincuentes, ni anexionistas. Las calles y las plazas serán tomadas por los cubanos que hoy se movilizan desde temprano en La Habana; también allá, cerca del Moncada de Santiago; los que en Bayamo vuelven a cantar el Himno; los que en Camagüey acuden, invocados por su nombre, a la Plaza de la Libertad; los que, reunidos frente a la Audiencia, sienten el fragor de una batalla como la de Santa Clara.

El fulgor de la Revolución Cubana nadie lo apagará.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí