Internet
Internet

Por: Manuel Marrero Cruz

Intervención del Primer Ministro Manuel Marrero Cruz en Consejo Intergubernamental Euroasiático

Excelentísimo señor Askar Mamin, Primer Ministro de la República de Kazajstán,

Excelentísimo señor Ulukbek Maripov, Primer Ministro de la República Kirguisa,

Excelentísimos Señores Jefes de Gobierno y de delegaciones:

Agradezco la invitación de Kazajstán, como presidente pro témpore de la Unión Económica Euroasiática para participar en este encuentro y deseo reconocer la labor organizativa de la Comisión Económica Euroasiática y del Presidente de su Colegio, el Excelentísimo Sr. Mijail Miasnikovich.

Extiendo desde Cuba, un fraternal saludo al pueblo y gobierno kirguiso, que acoge esta importante sesión del Consejo.

Una vez más, la situación epidemiológica en Cuba y en el mundo, impide nuestra participación presencial en este evento, como hubiera sido nuestro deseo.

Desde nuestro último encuentro en abril pasado, las agresiones y la hostilidad del gobierno de los Estados Unidos contra Cuba se han agudizado. La administración de Joseph Biden ha optado no sólo mantener, sino recrudecer el paquete de medidas coercitivas unilaterales contra Cuba, que el presidente Donald Trump de manera oportunista, deliberada y cruel, reforzó en plena batalla contra la COVID-19 en mi país.

Agradecemos el apoyo brindado por sus Estados a la resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba”, en la Asamblea General de las Naciones Unidas el pasado 23 de junio, que evidenció una vez más, el contundente apoyo de la comunidad internacional a este justo reclamo.

Al bloqueo, violatorio del Derecho Internacional y la Carta de la ONU, se han sumado los nocivos efectos causados en nuestra economía por más de 16 meses de enfrentamiento a la pandemia, la reducción de nuestros ingresos por la caída del turismo y la negativa incidencia del cambio climático, con un importante impacto en la agricultura.

Excelencias:

Como parte de la campaña contra Cuba, en los últimos meses se ha desatado una operación político-comunicacional, financiada con fondos del Gobierno estadounidense, que busca desestabilizar la situación en nuestro país y que ha provocado, además, actos de extrema violencia, como el ataque terrorista a nuestra Embajada en París.

Luego de los disturbios y actos vandálicos ocurridos en la capital y algunas otras localidades del país el pasado 11 de julio, la situación actual es de total tranquilidad ciudadana y nuestras instituciones funcionan normalmente.

Pero Cuba, continúa siendo objeto de difusión de informaciones falsas, que circulan en las Redes Sociales sobre una supuesta continuidad de los disturbios en el país, actos de represión y detenciones arbitrarias, de las que se han hecho eco algunos medios de la prensa internacional, de conocidas credenciales ultraderechistas.

Todo ello forma parte de un esquema ensayado por los Estados Unidos contra Cuba y otros países hermanos en múltiples ocasiones. Los pueblos y gobiernos de Belarús y Rusia, han sido objeto de operaciones similares y conocen los riesgos que ellas implican.

En nombre de nuestro pueblo y gobierno, agradezco las múltiples muestras de respaldo, manifestadas a través de donativos de alimentos, medicamentos, apoyo logístico, así como las permanentes muestras de solidaridad de los Estados Miembros de la Unión y reafirmo que Cuba, continuará defendiendo su Estado socialista de derecho y justicia social, persistirá en la construcción de una nación independiente, soberana, democrática, próspera y sostenible y seguirá siendo un país de paz, comprometido con la solidaridad y el bienestar de todos los pueblos del mundo.

Excelencias:

En su propósito de continuar promoviendo la cooperación y la solidaridad internacionales, en un escenario global cada vez más complejo, Cuba reafirma el compromiso de desarrollar los vínculos económicos, comerciales, financieros y de cooperación, con la Unión Económica Euroasiática y sus Estados miembros, a quienes nos unen estrechos lazos de amistad y hermandad.

Otorgamos especial relevancia a avanzar en los intercambios intersectoriales y afianzar el trabajo en áreas de interés común con los países de la Unión. Una de las prioridades de nuestras agendas, debe ser el enfrentamiento a la pandemia COVID-19, que ha desatado una crisis multisectorial y constituye un reto para el desarrollo de nuestras naciones. Tenemos la firme convicción de que solo el esfuerzo mancomunado, permitirá frenar la propagación de la pandemia y minimizar sus consecuencias.

Bajo este principio, reiteramos el interés de avanzar en el intercambio efectivo con los Estados miembros de la Unión, poniendo a su disposición la experiencia de los profesionales cubanos en el manejo de la enfermedad, y el resultado de las investigaciones científicas realizadas para su prevención y tratamiento.

Asimismo, ratifico el interés de Cuba en lograr la participación activa del empresariado euroasiático en proyectos de inversión en nuestro país, en incrementar y diversificar las exportaciones de bienes y servicios, y en implementar proyectos conjuntos en diversos sectores, especialmente los asociados a la exploración y explotación de hidrocarburos; la industria farmacéutica y biotecnológica; la agricultura; el transporte; y la industria sideromecánica.

Reitero nuestra voluntad de profundizar las relaciones en el sector del turismo, con énfasis en la modalidad del turismo corporativo y de salud, de acuerdo con las características de los mercados de los Estados Miembros y aprovechando la experiencia que en este campo se ha adquirido mediante el trabajo conjunto con la Federación de Rusia.

Excelencias:

Ratificamos la determinación invariable de Cuba, de colaborar en la implementación de las directrices estratégicas para el desarrollo de la integración económica euroasiática hasta el 2025 y trabajar en el cumplimiento del Plan Conjunto de Colaboración 2021-2026, para la ejecución del Memorando de Entendimiento entre Cuba y la Comisión Económica Euroasiática, los cuales se corresponden plenamente con el Plan de Desarrollo Económico y Social de nuestro país hasta el año 2030.

Estamos convencidos, de que juntos podemos hacer frente a los retos que imponen estos tiempos y que en estrecha cooperación, nuestros gobiernos serán capaces de garantizar el bienestar de nuestros pueblos y así demostrar que un mundo mejor, es posible.

Muchas gracias

Tomado de CubaDebate

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí