Cortar caminos a la pandemia en Cuba
Cortar caminos a la pandemia en Cuba Foto: Estudios Revolución

Por  Yaima Puig Meneses

Dos sucesos de marcada trascendencia para la vida de los cubanos signaron este 1ro. de septiembre la cotidianidad del país: la aplicación de medidas más restrictivas en La Habana, con el propósito de contener el nuevo brote de la COVID-19, y la reanudación del curso escolar en la mayor parte del territorio nacional, con excepción de la capital y varios municipios de provincias donde permanecen activos eventos de transmisión local.

Ambos temas delinearon también, en lo fundamental, la agenda de esta jornada de trabajo del grupo temporal para la prevención y control del nuevo coronavirus, encabezado por el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y dirigido en esta ocasión por el viceprimer ministro Alejandro Gil Fernández, quien insistió en el rigor con que se deben aplicar en la capital las medidas previstas, y a su vez combatir las indisciplinas para lograr un impacto en el control de la epidemia.

De manera particular sobre La Habana, el ministro de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, comentó que de las 573 personas confirmadas con la COVID-19 que en estos momentos permanecen hospitalizadas, 494 se encuentran en instituciones de la capital, de las cuales 391 residen en dicha provincia.

Solo en los últimos 15 días, puntualizó, la cifra de diagnosticados es de 496, lo cual hace que el territorio muestre una tasa de incidencia por cada 100 000 habitantes de 23,23, la más alta ahora de todo el país.

En su habitual análisis acerca de los nuevos pacientes confirmados, que en la pasada jornada fueron 33, Portal Miranda especificó que 23 corresponden a La Habana y el mayor reporte de ellos se concentra en tres de sus municipios: Boyeros, con seis; La Habana Vieja, con cuatro, y La Lisa, con tres. Igualmente, detalló que cuatro de los casos guardan relación con eventos de transmisión local y 19 con controles de focos activos.

Justamente en la capital, donde este martes se dio por concluido el evento de transmisión local en la Constructora Militar de 1ra. y 70, se contabilizan aún ocho de los 13 eventos de este tipo que continúan activos en el país. Al abrirse este 1ro. de septiembre diez nuevos controles de foco –precisó el Ministro de Salud Pública– suman 146 los activos, en los 15 municipios habaneros.

El gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata, comentó acerca del comportamiento de las rigurosas medidas de reforzamiento que comenzaron a aplicarse este martes, y con las cuales se busca garantizar un mayor aislamiento social y disminuir así las cadenas de contagios.

Al respecto, destacó que la venta en las tiendas ha fluido bien, para lo cual se ha empleado una aplicación informática que permite controlar que en los establecimientos solo compren las personas que residen en el municipio donde se encuentra enclavado.

En contraposición –dijo García Zapata– durante la jornada se han constatado demoras en algunos lugares en la entrega de las tarjetas que posibilitan, a quienes viven en determinado municipio y no tienen en él su dirección oficial, realizar allí sus compras. Esta situación, aseguró, ya ha sido analizada con cada territorio, para evitar molestias innecesarias en la población, pues existen las tarjetas para facilitar este trámite.

En el caso del enfrentamiento a las indisciplinas, pormenorizó que hasta el momento de la reunión se habían aplicado 154 multas. Entre las más significativas, refirió la imposición a 11 choferes de vehículos estatales que transitaban sin el autorizo pertinente; además, fueron multadas 108 personas por no uso o uso incorrecto del nasobuco; 17 por consumir bebidas alcohólicas en lugares públicos, y 19 por hacer estancia en espacios no autorizados.

Las medidas –valoró– se han indicado ya, el pueblo se ha informado y las autoridades saben cómo hacer las cosas.

Desde Pinar del Río, donde se mantiene abierto un evento de transmisión local con medidas de cuarentena en el municipio de La Palma, el gobernador Rubén Ramos Moreno explicó que al cierre del 31 de agosto estaban ingresados en la provincia 13 pacientes.

En esta nueva etapa de enfrentamiento a la epidemia –aseguró– los principales esfuerzos se han concentrado precisamente en ese municipio, donde las dos zonas que están en cuarentena abarcan una población de más de 7 700 habitantes, a la cual se pesquisa de manera diaria.

Según puntualizó Ramos Moreno, también en el resto de la provincia se mantiene el estricto cumplimiento de las medidas de control y vigilancia epidemiológica establecidas, y de manera especial se han reforzado los puntos de entrada al occidental territorio.

A través de videoconferencia rindieron cuenta, además, las autoridades de la provincia de Mayabeque y del municipio especial Isla de la Juventud.

Se supo que en el primero de estos territorios no se confirman casos autóctonos de la COVID-19 desde el pasado 19 de agosto; en tanto el municipio especial no reporta nuevos contagios hace 121 días.

Las autoridades gubernamentales de esos territorios dieron a conocer que el seguimiento a todas las medidas que garantizan el éxito de la culminación del curso escolar 2019-2020, ha sido diario.

Con más de 25 millones de personas contagiadas con la covid-19 en el mundo, los hechos siguen siendo alarmantes. En medio de ese complejo panorama, Cuba continúa trabajando sin descanso por cortar caminos a la epidemia, sobre todo en La Habana, donde urge que la población acompañe, con responsabilidad y disciplina, el gigantesco esfuerzo que desde hace más de cinco meses realiza el país para salvar vidas.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí