Internet
Internet

El 24 de julio de 2021, en diferentes ciudades francesas se produjeron manifestaciones de apoyo a la Revolución cubana, con exhortaciones al Gobierno de Estados Unidos para que acabara de poner fin a un bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba que ya tiene más de sesenta años de existencia.

Dos días más tarde, el pasado 26 de julio, alrededor de las once y media de la noche, la Embajada de Cuba en París fue objeto de un ataque terrorista, cuando individuos no identificados lanzaron cocteles molotov contra la sede diplomática provocando varios incendios. Afortunadamente el fuego fue sofocado a tiempo por los funcionarios diplomáticos que en ese momento se encontraban en el interior del inmueble.

Este acto terrorista no constituye un hecho aislado. Ocasionalmente los enemigos de la Revolución cubana han realizado este tipo de hechos tratando de afectar las relaciones de Cuba con otras naciones.

A partir de 1959 hasta la fecha, se han producido más de 500 agresiones contra representaciones de Cuba en el exterior con un saldo de 217 cubanos muertos, 570 heridos y cuantiosos daños materiales. Además, un total de 148 ciudadanos de otras naciones han resultado muertos y 151 recibieron heridas de diferente magnitud.

En la ejecución de estos hechos han sido utilizados más de trescientos medios explosivos e incendiarios y cientos de armas de fuego de diferente calibre, entre otros recursos.

El 3 de abril de 1972 estalló una bomba en la oficina comercial de Cuba en Montreal, Canadá, causándole la muerte al funcionario Sergio Armando Pérez Castillo, de 23 años de edad y heridas al consejero comercial Enrique Martínez Noa.

Después se conoció que esta acción fue realizada por el contrarrevolucionario de origen cubano Juan Felipe de la Cruz Serafín, miembro de la organización terrorista Directorio Revolucionario Cubano con sede en Miami.

Un año después, el 2 de agosto de 1973 Juan Felipe de la Cruz perdió la vida, cuando se encontraba en París preparando una bomba para hacerla estallar en la Embajada de Cuba en Francia. En esa ocasión su acompañante resultó ileso y logró abandonar el país, pero después trascendió que en varias ocasiones el Buró Federal de Investigaciones (FBI) lo contactó en Miami de parte de la policía francesa.

El 18 de agosto, después que se produjo la inhumación de los restos de este terrorista en Miami, el agente de la CIA Antonio Veciana Blanch se quejó de la pobre participación de los exiliados cubanos en el entierro, a pesar de que a través de los medios de difusión el occiso fue promocionado como si fuera un “héroe del exilio”.

En 1974 el terrorista internacional Orlando Bosch Ávila envió varios paquetes bombas a las embajadas de Cuba en Lima, Madrid, Ottawa y Buenos Aires, según consta en documento secreto desclasificado el 14 de agosto de 1991 con la clasificación “5668/SLQ/JC del 16 de enero de 1978, del Buró Federal de Investigaciones (FBI)”.

El 4 de febrero de ese mismo año Pilar Ramírez Vega secretaria de la Embajada de Cuba en Lima, Perú, estuvo al borde de la muerte cuando sufrió heridas y quemaduras de gravedad al estallar en sus manos un libro-bomba, recibido por el correo postal procedente de México con destino al Embajador cubano Antonio Núñez Jiménez.

El 3 de julio de 1974, la fuerte explosión de una bomba destruyó la puerta principal, algunas paredes interiores y varias ventanas de la Embajada de Cuba en París.

El 23 de julio de 1976 los terroristas de origen cubano Gaspar Jiménez Escobedo, Orestes Ruiz Hernández y Pablo Gustavo Castillo Díaz asesinaron al funcionario de la Flota Camaronera del Caribe Artaigñán Díaz Díaz durante el intento de secuestro de Daniel Ferrer Fernández, cónsul de Cuba en Mérida, Yucatán. Tres días más tarde el técnico cubano debía encontrarse con su esposa y sus tres hijos en La Habana.

El 10 de febrero de 1978 la organización terrorista Coordinación de Organizaciones Revolucionarias Unidas (CORU) lanzó varias amenazas contra diplomáticos mexicanos acreditados en Canadá, Francia y Perú, con el objetivo de tratar de dañar de alguna forma las tradicionales relaciones existentes entre México y la Revolución Cubana.

El 11 de septiembre de 1980 en la esquina de Queens Boulevard y la calle 55, en el barrio neoyorquino de Queens, el diplomático cubano Félix García Rodríguez, de 41 años, acreditado en la misión cubana ante la ONU, recibió dos balazos en la cabeza a manos de Pedro Remón Rodríguez y Eduardo Losada Fernández, miembros de la organización terrorista Omega-7.

En los próximos cuarenta años continuaron produciéndose constantes agresiones contra las  representaciones de Cuba en el exterior, incluyendo el intento de asesinato de diplomáticos utilizando explosivos.

Durante este periodo, en ciudades como Nueva York y Washington, turbas de elementos contrarrevolucionarios de origen cubano y mercenarios pagados de otras nacionalidades, repletos de un odio visceral contra nuestro país, se han estado agrupando frente a las representaciones diplomáticas de Cuba para proferir insultos, arrojar objetos y cada vez que se les presenta la oportunidad, agredir físicamente a los funcionarios cubanos y sus familiares.

El 30 de abril del 2020 la Embajada de Cuba en Washington fue atacada con 32 disparos de un fusil de asalto. El hecho ocurrió alrededor de las dos de la mañana. No hubo víctimas pero sí daños materiales. El autor Alexander Alazo Baró fue detenido en el lugar de los hechos por la policía, pero todavía el Gobierno de Estados Unidos no se ha pronunciado oficialmente sobre este hecho.

A mediados de mayo de 2020, tras el atentado terrorista contra nuestra misión diplomática en Washington se produjeron amenazas contra la integridad de diplomáticos y embajadas cubanas en Estados Unidos, México, Costa Rica, Antigua y Barbuda, Canadá, Chipre, Austria y Angola.

Estas agresiones no han logrado amedrentar a nuestro pueblo. Todo lo contrario. En esta ocasión nuestros diplomáticos en París enviaron hacia Cuba el siguiente mensaje: “Nuestro Colectivo firme frente a la agresión terrorista contra nuestra Misión Diplomática. En este 26 de Julio proclamamos una vez más ¡Patria o Muerte, Venceremos!”

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí