Internet
Internet

Cada niño cienfueguero, de dos años en adelante, lleva en su brazo una dosis de Soberana 02, de vida, de esfuerzo ininterrumpido en un pequeño país del Caribe que se crece con cada pinchazo anti-COVID. Así, esa central provincia, se convirtió en pionera de Cuba y del mundo en la campaña masiva de inmunización pediátrica.

Durante seis días, médicos, enfermeras y educadores trabajaron en los centros escolares y círculos infantiles donde fueron vacunados con la primera dosis unos 32 231 niños de dos a diez años, y alrededor de 25 800, de 11 a 18, informó a la ACN la especialista Damilsys Sevajanes, jefa de la sección de Enfermería de la Dirección Provincial de Salud.

Esta primera dosis forma parte de un esquema heterogéneo que incluye una última de Soberana Plus, ambas diseñadas por el Instituto Finlay de Vacunas, y que en su conjunto demostró un 91,2 % de eficacia contra la enfermedad sintomática.

De esa manera, la población pediátrica de Cienfuegos inicia el camino hacia la inmunización, para lo cual han sido dispuestos –según Prensa Latina– 59 vacunatorios en todo ese territorio, 19 de ellos en la cabecera provincial.

La estrategia responde a una planificación por áreas de Salud, con el fin de respetar las medidas higiénico-sanitarias establecidas por las autoridades y garantizar la vacunación de todos los infantes para asegurar el reinicio del curso escolar.

Dentro de 28 días, el personal de la Salud y los educadores –imprescindibles en esta labor–, volverán a reunirse en los vacunatorios con los más pequeños de los hogares cienfuegueros para comenzar la inoculación con la segunda dosis del esquema de Soberana 02.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí