Internet
Internet

El Gigante Asiático rechazó hoy la politización de temas como los derechos humanos para ejercer presión e inmiscuirse en cuestiones internas de Cuba. China, insta a la normalización de los vínculos bilaterales sobre la base del respeto.   

Wang Wenbin, vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores, reiteró la oposición de su Gobierno a la doble moral y a las críticas usadas como pretexto para promover la injerencia extranjera en la nación antillana.

China -acotó- siempre sostuvo que Estados Unidos debe respetar la soberanía y la independencia de Cuba, y eliminar el bloqueo económico, financiero y comercial, impuesto de forma unilateral y por más de medio siglo.

Urgió a Washington a dar un vuelco en sus nexos con La Habana, pero sustentado en la igualdad para responder a los intereses de ambos pueblos.

Asimismo, Wang consideró que la normalización de los lazos en Estados Unidos y Cuba conducirá a la estabilidad y el desarrollo de América Latina.

Sus declaraciones ratifican la postura de China contra la política coercitiva e insistencia de la Casa Blanca en usar los derechos humanos como argumento para hacer imposiciones a la isla.

La nación asiática siempre se sumó a la mayoría de la comunidad internacional en exigir el levantamiento del bloqueo norteamericano a Cuba, al considerarlo dañino para los intereses y vida del pueblo, además de contrario a la Carta de Naciones Unidas.

Durante años llamó a Washington a corregir esa postura hostil y denunció el carácter extraterritorial de sus sanciones, pues infringe las leyes internacionales.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí