Foto: Internet

Todos sabemos que las estrellas solo se ven en la noche, también que el Sol nos impide verlas durante el día. Entonces como es que hay una capaz de sobreponerse a tales fenómenos de la naturaleza.

El Che es esa estrella, una que nunca llega a ponerse del todo, en su boina negra que se asemeja al cielo oscuro y en la frente un lucero que nos guía, nos da esperanza de que un mundo mejor es posible.

Así, después de un viaje por toda Latinoamérica, terminó como parte de los expedicionarios del Granma y fue en ese caso una luz protectora en las filas del Ejercito Rebelde, Comandante, Amigo, Guerrillero que acompañó a Fidel y Raúl, que estuvo al lado de Camilo, quien llegó a convertirse en un gran amigo para el, a pesar de tener caracteres muy distintos.

¿Entonces cual es el legado del Che a los cubanos, latinoamericanos y al mundo?

Es esa intransigencia revolucionaria, que es como el diamante en bruto, mientras más duro es el golpe que lo embate más fina es la esencia que lo acompaña.

Es eso, según mi apreciación personal lo que significa ser como el Che, no importa cual difícil se torne el camino, las amenazas, los enemigos, se trata de resistir hasta el final con la victoria en la mente, nunca rendirse, ni dejar que nadie nos arrebate los sueños y los ideales por lo cual luchamos los pueblos, que nos lleva necesariamente a ser libres del capitalismo y el Imperio.

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí