Internet
Internet

Por: Pedro Ríoseco

Casa de las Américas, institución cultural emblemática de la Revolución Cubana, llega a 62 años de fructífera labor de integración sociocultural con América Latina, el Caribe y el resto del mundo, con el apoyo histórico de lo mejor de los intelectuales y artistas de nuestra región.

Este 28 de abril La Casa, como se le conoce en el ambiente cultural, celebra el 62 cumpleaños de su creación en 1959, a escasos cuatro meses del triunfo de la Revolución Cubana, de la mano de la Heroína del Moncada, Haydée Santamaría Cuadrado, quien le impregnó la impronta que mantiene hasta hoy.

Donde reposa el alma insuperable de Yeyé

Casa de las Américas es una institución cultural con carácter no gubernamental, adscrita al Ministerio de Cultura de Cuba, encaminada a desarrollar y ampliar las relaciones socioculturales con los pueblos de América Latina, el Caribe y el resto del mundo, por medio de actividades de promoción, conciertos, concursos, exhibiciones, festivales, seminarios y publicaciones.

El Gobierno Revolucionario, por Ley 299 del 28 de abril de 1959, creó esta imprescindible institución cultural, cuya sede fue inaugurada el 4 de julio de 1959 en acto presidido por el entonces ministro de Educación, Armando Hart Dávalos, en el edificio de la antigua Casa Continental de la Cultura.

Su primera directora fue Haydée Santamaría hasta 1980, año en que falleció, y posteriormente encabezaron esta prestigiosa institución los destacados intelectuales Mariano Rodríguez Álvarez (pintor), Roberto Fernández Retamar (poeta y ensayista), y actualmente Abel Prieto Jiménez (poeta y escritor).

Casa de las Américas divulga, investiga, auspicia, premia y publica la labor de escritores y poetas, artistas plásticos, músicos, teatristas y estudiosos de la literatura, artes y ciencias sociales del continente, cuya integración cultural alienta. Está concebida como un espacio de encuentro y diálogo de distintas perspectivas, en un clima de ideas renovadoras con visión de Patria Grande.

Cuando todos los gobiernos de América Latina, con excepción de México, rompieron relaciones con Cuba, la institución contribuyó a impedir que los lazos culturales entre la Isla y el resto del continente se cortaran en forma total. La Casa difundió la obra de la Revolución y propició la visita a Cuba de muchos intelectuales, quienes se pusieron en contacto con su nueva realidad.

Misión demasiado extensa para un artículo periodístico sería describir la obra de La Casa en sus múltiples facetas, desde la literatura, la bibliotecología, el teatro, la música, las artes plásticas, las publicaciones especializadas, sus eventos internacionales y los artistas que esta institución dio a conocer.

En apretado resumen no podrían faltar el Premio Literario Casa de las Américas, organizado por el Centro de Investigaciones Literarias desde 1967, y la revista Casa, fundada en 1960 por Haydée Santamaría como órgano de la institución homónima, que es una de las publicaciones periódicas de su tipo, que más larga vida ha logrado en el continente y en el ámbito de la lengua.

Otras áreas imprescindibles de La Casa son el fomento del teatro, la música y las artes plásticas. En 1961 organizó el Primer Festival de Teatro Latinoamericano para dar a conocer en Cuba los autores más representativos de la región. El festival tomó carácter internacional a partir de su cuarta edición celebrada en 1964, y desde entonces hasta 1987, La Habana se convirtió en la sede bienal de los Encuentros Internacionales de Teatristas. En 1964, por intervención de Manuel Galich, fue constituido el Departamento de Teatro de La Casa y se editó el primer número de la Revista Conjunto, especializada en teatro latinoamericano y caribeño contemporáneo.

El Departamento de Artes Plásticas se creó desde 1961. Su labor posibilitó un mayor acercamiento entre creadores latinoamericanos y caribeños, y fomentó el reconocimiento y promoción tanto de los artistas, como de las más contemporáneas y novedosas expresiones de la plástica dentro y fuera de las fronteras cubanas. La Casa reúne en la Colección Arte de Nuestra América Haydée Santamaría, un patrimonio visual constituido por más de 10 000 obras, parte de las cuales se exhiben permanentemente, tanto en los salones del edificio central de la institución, como en las galerías Haydée Santamaría y Mariano. Reconocidos creadores de la plástica como Mariano Rodríguez y Lesbia Vent Dumois dirigieron este departamento.

La Dirección de Música de Casa de las Américas se creó en 1965, con el interés de difundir y estimular el pensamiento y la creación musical latinoamericana y caribeña, desde lo folklórico y popular hasta lo académico y experimental. La presencia en su sede de importantes intérpretes, creadores e investigadores, resulta momentos memorables en la historia de La Casa.

El estímulo al conocimiento y la investigación científica se cristaliza en el Premio de Musicología Casa de las Américas, fundado en 1979 con el propósito de promover obras que contribuyan a una comprensión más integral de la música y la cultura de América Latina y El Caribe, y que han dado lugar a su colección editorial. Desde 1999 el premio fue acompañado por el Coloquio Internacional de Musicología, que apuesta por el desarrollo de los más diversos campos de conocimiento de la musicología contemporánea.

Casa de las Américas creó en 1979 el Centro de Estudios del Caribe (CEC), al convocar por vez primera, en su Premio Literario, a las literaturas caribeñas.

La Biblioteca José Antonio Echeverría de Casa de las Américas se funda en septiembre de 1959 con la conferencia Política cultural de la Revolución Cubana, impartida por el entonces canciller cubano Raúl Roa García. Es una de las más abarcadoras en su género en el ámbito latinoamericano y caribeño, sobre todo en lo que concierne a la producción literaria de la segunda mitad del siglo XX, periodo para el cual es evaluada como la más completa.

La Casa en síntesis es la casa de Cuba, América Latina, el Caribe y el mundo.

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí