La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, afirmó este martes que Washington no planea modificar sus restricciones sobre La Habana en el corto plazo, remarcando que «un cambio de política hacia Cuba no se encuentra actualmente entre las principales prioridades del presidente Biden, pero estamos comprometidos en hacer que los Derechos Humanos sean un pilar básico de la política de Estados Unidos».

Las declaraciones de Psaki se producen una semana después de que un grupo de 80 congresistas demócratas enviaran una carta a Joe Biden, solicitándole un cambio de las crueles políticas y restricciones impuestas de Washington hacia la Isla durante la administración de Donald Trump.

Durante su campaña, Biden aseguró que levantaría algunas de las restricciones de viaje y de comercio entre ambos países, y que renovaría las conversaciones diplomáticas. Sin embargo, esto podría toparse con el rechazo de fuertes sectores en el Congreso.

Los congresistas demócratas insisten en los términos humanitarios y económicos, y señalan que las órdenes ejecutivas implementadas por la Administración Trump endurecieron las sanciones a niveles no vistos en décadas, amplía la agencia Europa Press. 

Tomado de Granma

Dejar respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí